La nacionalización de Bankia amenaza sus negocios en Miami y Cuba

Este artículo es de hace 8 años
La nacionalización de Bankia, que necesitará 19.000 millones de euros de ayudas públicas, conllevará una profunda reestructuración de la entidad que podría impactar en los negocios que el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri mantiene en Miami y Cuba, heredados de Caja Madrid. El proceso de nacionalización se produce en un momento en que el Banco Central de Cuba acababa de otorgar la licencia a Bankia para operar mediante una oficina de representación en La Habana, que oficialmente se hará cargo del negocio de Caja Madrid, que cuenta con una sucursal en la ciudad desde 1998. Bankia no sólo tiene una oficina de representación en Cuba, sino que además cuenta con una posición de ventaja respecto a las entidades que intentan desembarcar ahora en la mayor de las Antillas, como es la ‘joint venture’ que mantiene con el banco estatal cubano Banco Popular de Ahorro. En concreto, Corporación Financiera Habana (CFH), como se llama la ‘joint venture’, obtuvo en 2010 un beneficio de 5,8 millones de dólares (algo más de cuatro millones de euros al cambio actual), un 20% más que el año anterior, con un volumen desembolsado en operaciones de 164 millones de dólares. Corporación Financiera Habana se convirtió en octubre de 1998 en la primera entidad financiera de capital mixto constituida en Cuba, gracias al acuerdo entre el cubano Banco Popular de Ahorro y la española Caja Madrid, que la controlan en un 40% y un 60% respectivamente. Al otro lado del estrecho de la Florida, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri también comenzaba a ver la luz, tras unos ejercicios difíciles. Recientemente, la Reserva Federal dio su visto bueno a que el grupo abriese una oficina de banca corporativa en Miami, que sustituya a la agencia y a la sucursal que mantenían respectivamente Caja Madrid y Bancaja, principales socios del nuevo grupo bancario. Aunque pudiera parecer un simple trámite burocrático, la crisis bancaria que estalló en 2008, y que fue especialmente virulenta en Florida, ha hecho muy reticente a la Fed a dar su aprobación a nuevas entidades. Además el City National Bank of Florida, filial de Bankia, en el conjunto de 2011 ganó 34,4 millones de dólares, frente a las abultadas pérdidas de 436,7 millones de 2010. La entidad cerró el ejercicio con 3.970 millones de dólares en activos, 2.920 millones en depósitos y 1.980 millones en créditos. El crédito aumentó además en 143 millones respecto al trimestre anterior.   Fuente: El Boletin.com

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985