El número de médicos cubanos que sale desde Venezuela se ha duplicado en los últimos dos años

Este artículo es de hace 6 años
El vertedero de basura de la esquina es parte de la cotidianidad. Hace unos años, la mayoría de la población habanera pasaba por su lado, rumbo a las labores cotidianas y ni siquiera se fijaba en los contenedores. Sin embargo, esta mañana, dos madres que acaban de dejar a sus hijos en la escuela caminan frente al basurero desbordado y lleno de moscas y una comenta: "¡Mira para esto! Y después mucha campaña contra el dengue y el cólera…" La otra responde: "Si se gastaran un poquito de dinero en comprar camiones de basura, ahorrarían en ambulancia y en hospitales". Este tipo de comentarios crece cada día, pues la situación de la recogida de desechos de la ciudad está cada vez peor. Ya no son 15 días sin que los vecinos vean un camión de basura, ahora hay barrios como Cojímar que llevan más de un mes sin que se vacíen los contenedores. Como resultado, la basura inunda los alrededores, toma aceras y calles. Con ella, la podredumbre, las ratas, los mosquitos que viven en las cáscaras de huevo, las moscas y guasasas que inundan los hogares habaneros. Lugares como Regla, que por tradición era uno de los pueblos más limpios de La Habana, exhiben hoy basureros que se extienden por toda una acera, de cuadra a cuadra. La situación es tan grave que ya las personas comentan que el DTI ha iniciado una investigación entre las autoridades de Comunales de La Habana, porque la desorganización y la indisciplina son muy grandes. Nadie ha podido confirmarlo, pero a todos les parece verosímil. Hasta el Noticiero Nacional de Televisión ha tenido que darse por enterado. El espacio "Cuba dice" habló recientemente del tema. Sin embargo, como es costumbre en ese espacio, las responsabilidades de cara a la población se diluyen. Thalía González y su equipo hacen planteamientos del tipo: "No hay camiones para recoger la basura, pero también hay irresponsabilidad ciudadana porque la gente bota la basura fuera de los contenedores, los vuelca y se los roban". Una jubilada de Alamar, donde los basureros son perennes, se pregunta: "¿Qué piensa el equipo de 'Cuba dice' que debería hacer yo cuando llego al contenedor y lo encuentro lleno? ¿Regresar a mi casa con los desechos y coleccionarlos?" Nadie niega que haya vandalismo, que los contenedores sean robados y rotos, pero también hay muchos que no se cambian hace años. Su mal estado hace que se desborden por los innumerables agujeros y que pierdan el equilibrio cuando están demasiado llenos. Un trabajador de Comunales asegura que "se recoge la basura cuando hay camión. No hay día fijo para eso. La mayoría de los basureros llevan más de 15 días sin vaciarse. Si la basura está por fuera a nosotros nos cuesta más trabajo recogerla, pero también nos pagan más". La empresa paga a los recogedores de basura 52 pesos por cada viaje. Los barrios que solo necesitan un viaje no les dan mucho negocio. Si además tienen que palear la basura o recoger animales muertos, reciben dinero extra. O sea, mientras más desbordado esté un vertedero, más ganancia para los trabajadores de Comunales. Todos los días los ciudadanos se quejan: en reuniones con los delegados del Poder Popular, entre las autoridades de Higiene y Epidemiología, con los médicos de la familia. Pero lo cierto es que la situación solo ha cambiado para empeorar. Mientras tanto, las moscas, mosquitos y ratas toman posesión de la ciudad. Fuente: Diario de Cuba

Este artículo es de hace 6 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985