Canotaje cubano con ocho coronas de 12 posibles

Este artículo es de hace 6 años
El cierre dorado correspondió a la dupla del K-2 a 200 metros de Fidel Vargas-Reinier Torres y la debutante en el C-1 a 200 Amalia Obregón Concluyó el canotaje en Tuxpan en los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz. Allí Cuba exhibió su poderío, con ocho cetros y cuatro platas del total de 12 juegos de preseas en disputa. Nuestra delegación mostró un alto rendimiento dorado, como única divisa en la batalla planteada con México (3-4-4) por la cima deportiva de la región. Colombia (1-2-2), Venezuela (0-2-5) y Gua­temala (0-0-1) completaron el festín, de forma fiel a la radiografía de poderío precompetencia en el caso de los cafeteros y morochos. Debo comenzar por la cubana Amalia Obre­­gón, porque además de ser una de las sorpresas más gratas hasta este minuto, su título en el C-1 a 200 metros (1:02.261 minutos) llegó con apenas un año entrenando en dicha modalidad, insertada incluso en Copas del Mundo y certámenes universales, luego de caer el telón en Londres 2012. Fue una regata de tensión suprema, pues la local Abigail Morales (1:02.464) estuvo al acecho hasta la misma línea de sentencia. La tercera posición correspondió a la guatemalteca Cla­ra López (1:05.059). Obregón es oriunda de Villa Clara, tiene 20 años y una trayectoria precedente en el kayak. Su entrenador Sandor Saurí ahondó sobre las cualidades de Amalia. “Ella le pone el extra a cada sesión. Entra de primera al canal, sobrecumple en ocasiones con los ejercicios orientados y ha adquirido una visión amplia de sus metas. Descuella por su rapidez y explosividad, aunque debe mejorar la técnica de paletadas y elevar todos sus parámetros de fuerza, sin obviar que lleva breve de tiempo en la práctica de la canoa”. Ya hablábamos con anterioridad de la po­tencia que le imprime Reinier Torres a las embarcaciones de dueto y cuatro hombres. Pues su unión con Fidel Vargas en el K-2 a 200 metros no podía arrojar otro dividendo que no fuera el cetro. Registraron 35.935 segundos, mejores que los 37.271 de los venezolanos Antonio Oropeza-José Ramos y a los 37.344 conseguidos por los locales Jordan Salazar-Santos Marroquín. Antes, los también kayacistas Yusmary Men­gana y el propio Vargas se vistieron de oro en la prueba a 200 metros, con cronos respectivos de 51.350 segundos y 40.658. El botín se completó con la plata de Rolexis Báez en la canoa monoplaza del doble hectómetro. El atleta yumurino, con ocho abriles de experiencia en la armada élite registró 53.197 segundos, y no pudo rebasar al cafetero Sergio David (51.336). La tercera plaza, a la cuenta del venezolano Ronny Ratia (56.837). Fuente: Granma

Este artículo es de hace 6 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985