Para que no necesitemos del calendario: besémonos siempre

Este artículo es de hace 6 años

Pareciera, a veces, que las personas estamos tan ocupadas en preocuparnos que dejamos de ocuparnos en lo realmente importante. Hoy, 13 de abril, día internacional del beso, día en que todos recuerdan lo afortunados que somos por disponer de tan valioso recurso de comunicación, deberíamos detenernos, mirar a nuestro alrededor y pensar si somos todo lo afectuosos que deberíamos con quienes nos acompañan en nuestro camino por la vida.

Según recogen las fuentes electrónicas del saber popular, los orígenes de tal celebración están en el beso más largo de la historia, dado por una pareja de tailandeses durante cerca de 47 horas. La mayoría de los humanos no superaremos tal récord, ni debiéramos pretenderlo. Lo que sí deberíamos todos es aprender a no cuidar  más nuestro tiempo que nuestras relaciones, a usar más a menudo nuestras manos -para los abrazos y los gestos- y nuestra boca -para decirnos y besarnos.

Disfrutemos y revivamos hoy, día señalado en el calendario, y siempre algunos de nuestros mejores besos: el improvisado y torpe primer beso de la adolescencia, los besos mañaneros de nuestra madre y los de cierre para las buenas noches, los besos al amigo que ya está demasiado lejos como para poder volver a besarlo, los cálidos besos de las abuelas, besos con manos añosas y miradas cansadas, los besos a la(s) pareja(s), los besos a los hijos, esos en los que nos van la vida y las ansias, los besos de despedida, los del hasta luego o hasta siempre, los que supimos serían los últimos y los que la vida nos los convirtió en ellos.

Paremos la lectura de esta nota o de cualquier otro texto, apartemos la vista de la pantalla del televisor, de la tablet o del smartphone y enseñémosle a quien comparte espacio con nosotros lo afortunados que nos sentimos por tenerle.

Mañana, luego o justo ahora, la vida y sus rutinas que nos devoran nos hará olvidar nuevamente que tenemos labios.

Este artículo es de hace 6 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.