Cuba enamora

Que Cuba siga siendo el destino turístico preferido para los cientos de miles de viajeros es bueno no sólo para la no tan saludable economía del país, sino también para promocionar la marca Cuba, tan necesitada más de testimonios reales que de cifras maquilladas o tópicos comerciales.


Este artículo es de hace 6 años

En tiempos como los que corren es difícil hallar el consenso sobre las informaciones que a diario se están sucediendo de los cambios en Cuba, no solo por el tamiz de la inmediatez que limita el requerido distanciamiento y dificulta, en ocasiones, el posicionamiento, sino, sobre todo, porque es una realidad a la que los cubanos, estén dentro o fuera de la Isla, contemplan más emocional que racionalmente.

Sin embargo, la reciente noticia del aumento en un 16% del turismo del mes de enero con respecto al año anterior, debería dejar contentos a todos. Que Cuba siga siendo el destino turístico preferido para los cientos de miles de viajeros es bueno no sólo para la no tan saludable economía del país, sino también para promocionar la marca Cuba, tan necesitada más de testimonios reales que de cifras maquilladas o tópicos comerciales.

Sea para formarse un juicio de primera mano sobre el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, sea para disfrutar de un clima y entorno natural privilegiados, sea cual sea la razón, el aumento del turismo es un buen dato.  Más interesante es, por prometedor con respecto al futuro, el crecimiento del turismo de cruceros.

De todo se pueden buscar siempre aristas negativas, todo es cuestionable y debatible  -que si ese dato no cambia la precaria realidad de muchos cubanos, que si esa inyección de ingresos para la economía no se reflejará en el día a día de quienes brindan los servicios-, pero quizás convenga, aunque sea por un momento, hacer un alto en el camino y disfrutar un dato sin más, dejar hablar al orgullo por lo propio.

El mayor valor de Cuba son los cubanos y toda ocasión para que el mundo esté en contacto con ellos deberá ser aplaudida y bienvenida. Ni revistas de turismo, ni blogs, ni noticias, ni panfletos, ni cifras pueden presentar la verdadera realidad cubana mejor que unos días en ella.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.