¿Qué estamos haciendo con nuestra juventud? Team Cuba Represents en vivo (+Video)

Este artículo es de hace 5 años

Confieso que he dejado pasar unos minutos antes de escribir algo sobre el video que circula de unas adolescentes bailando con la agrupación guantanamera Team Cuba Represent. Sin vestirnos de un puritanismo excesivo ni escandalizarnos por tonterías, creo que estas imágenes deberían llevarnos a pensar qué estamos haciendo con nuestras mujeres y qué está pasando con la educación en Cuba.

Los adolescentes muchas veces bordean los límites de lo aceptado y permitido, y, en no pocas, los traspasan, son contestarios por naturaleza y casi por necesidad del punto del desarrollo en que se hallan, pero los adultos, padres, maestros y demás actores de la sociedad, estamos precisamente para -sin dejar de respetar el libre ejercicio de su individualidad- orientarlos y darles buenos modelos y patrones que seguir.

No hablaré de lo provocativo de los bailes de estas casi niñas, pues creo el debate se iría por unos derroteros que nos apartarían de los realmente preocupante de este video porque sí, cuando lo veo, lo que siento es preocupación por el futuro de estas niñas. Hablaré del contexto en que se produce, no un cabaré, no una fiesta doméstica, no un concierto, sino una escuela: un espacio institucional, con normas de conducta y con personas a cargo de que se cumplan. No hablaré de la vestimenta y del uso del uniforme, podría hacerlo pero nuevamente, me estaría desviando. Hablaré de esta plataforma-escenario, desde donde seguramente se seguirán repitiendo consignas revolucionarias himnos y arengas políticas, convertida en un casi ring de boxeo donde las chicas 'compiten' y se esmeran por hacer el movimiento más provocador y sexual a la par que las otras muchachas las contemplan haciendo coro con semejantes contoneos.

Hablaré de la letra, no picante como solían ser las canciones de El guayabero, no jocosa como las de los Van Van, no indirectas como las de SBS (qué lejanos parecen aquellos tiempos en los que nos ruborizábamos por 'el chupa pirulí'), sino directamente vulgar, sexista y machista: “muévete que la tiene adentro”, ¿es esta la letra que deben corear las alumnas de un colegio? ¿qué se persigue con semejante derroche de creatividad literaria? ¿cómo hacer que nuestras mujeres se respeten, se valoren, sean dueñas de su vida y su futuro? ¿qué estamos haciendo con los chicos que las observan? Y lo que es peor ¿dónde están los maestros de este instituto? ¿a dónde han ido a desempeñar su rol? ¿estarán tranquilos los padres de estas chicas, sabiéndolas en un centro escolar, si ven que es esto lo que 'van a aprender' en el colegio?

No basta con censurar una canción, sacarla de las emisoras y televisoras nacionales (como ocurrió hace unos años con El chupi chupi), no basta con llevarnos las manos a la cabeza y asumir posturas extremas e ineficaces, estas jóvenes no se merecen un aluvión de improperios ni etiquetas porque no son culpables; volteemos la vista a todos los responsables de que la música, el baile y la sensualidad que propicia se haya convertido en semejante circo esperpéntico, volteemos la vista hacia la sociedad que ha convertido espacios de enseñanza en arenas de combate y desenfreno. Reflexionemos y actuemos.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.