Continúan las descalificaciones: ¿ahora ser negro es motivo para callar?

Este artículo es de hace 5 años

Lejos de calmarse los ánimos, lejos de vislumbrarse alguna posibilidad de diálogo o entendimiento entre la delegación oficial cubana asistente a la cumbre y los opositores, cada vez son más bochornosas las violentas escenas cuando se encuentran. En esta ocasión, un representante de la oficialidad cubana le ha espetado a uno de los activistas, con la misma gestualidad y contundencia con que se corea una consigna revolucionaria, “parece mentira que seas negro”.

No tiene sentido dedicarle mucho tiempo ni espacio a una persona que esgrime el color de la piel como argumento ni excusa para nada, no tiene sentido intentar explicarse si lo que trata de decir es que los negros cubanos no pueden ni deberían oponerse al régimen, no tiene sentido pensar si hay algo detrás o delante de tal ofensa. Tampoco haremos valoraciones porque la secuencia habla por sí sola: quien bien piensa bien habla, quien tiene principios respeta los ajenos, quien está seguro de lo que dice y piensa puede defender sus puntos de vista y no necesita recurrir al insulto fácil. Que cada quien que vea estas imágenes haga y piense lo que su conciencia y su ética le permitan.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.