Estudiante de Medicina que viaja a Cuba narra la angustia vivida tras casi 24 horas retenidos "Esto es surrealista, era como si estuviéramos secuestrados"

Este artículo es de hace 5 años

Estefanía Tobal, una de las estudiantes de Medicina que viaja a Cuba, narra desde el aeropuerto de Shannon la angustia vivida tras casi 24 horas retenidos

Estefanía Tobal es una de las pasajeras que viajaba este sábado en un vuelo chárter operado por la compañía Cubana de Aviación que salió de Madrid con destino a La Habana. Junto a otros 89 estudiantes de Medicina, que iban a disfrutar de su viaje de Fin de Carrera, se vieron, de repente en Irlanda. En el aeropuerto de Shannon, sin ningún tipo de explicaciones. Y a medida que pasaba el tiempo la angustia aumentaba. Desde el mismo aeropuerto, narra a LA GACETA, la situación "surrealista" que está viviendo.

- ¿Cómo os encontráis después de tantas horas de espera en el aeropuerto?
- Ahora más o menos bien porque nos acaban de decir que tenemos dos opciones. O regresar a Madrid o viajar de nuevo con un vuelo directo a La Habana. La gente del aeropuerto nos han dicho que estemos tranquilos, porque desde aquí no sale ningún avión que no cumpla todos los requisitos de seguridad para viajar. También nos han dicho que podemos viajar a Dublín y desde ahí el lunes a Madrid con otra compañía, haciéndose cargo de todos los gastos.

- Ha habido muchas quejas por el trato recibido.
- La gente del aeropuerto se ha portado muy bien con nosotros. Nos dieron tiquets para cenar, para desayunar, nos dieron mantas para que no pasáramos frío... y en todo momento nos han tranquilizado. Otra cosa es la compañía, porque estuvimos cinco horas dentro del avión sin que nos dijeran nada. Teníamos un vuelo directo y acabamos en Irlanda sin explicaciones. Nos enteramos que había estallado una rueda, porque empezaron a sacar maletas y vimos cómo la cambiaban. Después, que si había problemas de despresurización en cabina. Nos dijeron que salíamos en media hora, luego en una hora. Y nada. Tampoco nos dejaban salir del avión porque había gente de Cuba que no tendría el visado... Incluso hubo un momento, después de cinco horas, que nos dijeron que nos pusiéramos los cinturones, que volábamos, pero a los dos minutos nada. Lo peor es el trato que recibimos de algunas personas de la tripulación y la agencia Nautalia, con la que hacíamos el viaje, muy mal. Apenas se han interesado, ni han aportado soluciones en las primeras horas.

- ¿No os ofrecieron pasar la noche en un hotel?
- Nos dijeron que no había hoteles, que estaban todos completos. Un representante de la compañía nos dijo que sí, pero al final, nada. Ellos se fueron y nos dejaron aquí.

- ¿Cómo se consigue mantener la calma en un momento así con todo lo que ha pasado últimamente?
- Es difícil. Además, hay un bebé muy pequeño, de unos seis meses. Nosotros, aunque lo pasamos mal, con mucho frío, pero ese bebé... Te pones a pensar y te ves aquí perdida... era como si estuviéramos secuestrados. Y, claro, pensando que no vamos a cruzar el Atlántico con un avión con problemas.

- ¿Qué opción váis a tomar?
- Pues no sabemos. Creo que con todo lo que ha ocurrido, el avión estará seguro al cien por cien. Así nos lo han dicho desde la seguridad del aeropuerto, pero realmente lo pasas mal. Y piensas mucho en tu familia, que lo pasa aún peor por la situación de angustia. Ahora casi te lo tomas a risa, pero lo hemos pasado muy mal. En algún momento pensamos que era una broma y buscábamos las cámaras ocultas.

Fuente: LaGacetadesalamanca.es

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.