Intratable el Barça, con Guardiola o contra él

Este artículo es de hace 5 años

Messi es un extraterrestre. En el peor momento del juego para el Barça, la pulga se aburrió del empate e inventó un par de golazos, para seguir demostrando que no es un futbolista de este mundo, aunque digan que es argentino.

La segunda semifinal de la Champions dejó así al Barça como puntero, en un partido que disputaron contra su antiguo técnico. El Bayern de Pep Guardiola no lució mal, pero los azulgranas fueron muy superiores, sobre todo en la primera mitad, donde implementaron un juego ligero, de ataques trepidantes, contra unos alemanes demasiado rígidos, replegados a la defensa, con la señal de peligro encendida todo el tiempo.

Sin embargo, y a pesar de las genialidades de Messi, Iniesta y Alves, el club Barcelona no pudo aprovechar su dominio y dejó el marcador inmaculado en los primeros 45 minutos, gracias en parte a las faltas oportunas del Bayern de Múnich, pero sobre todo a los parones de Neuer.

En la segunda mitad bajó el ritmo de los catalanes, su ataque fue menos vehemente y su juego más discreto. Pero Messi se aburrió, y en tres minutos convirtió dos goles, el primero con una violenta patada por el lado izquierdo de Neuer, y el segundo con un globo brillante que lanzó por encima de la cabeza del portero, después de haber dejado en el piso a Boateng.

Ya en el descuento, Messi quiso compartir la gloria y le hizo un pase a Neymar que terminó en la red, para el definitivo 3-0. El martes que viene se verán las caras otra vez estos equipos, pero ahora en la cueva de los alemanes, para definir esta semifinal, ya casi sentenciada. De allí saldrá el rival del ganador de la otra semifinal, que darán por concluida el miércoles el sorprendente Juventus y el Real Madrid, equipo que tendrá que recuperarse de la derrota de ida.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985