Ataque furioso de Grandal, en noche perfecta

Este artículo es de hace 5 años

A Yasmani Grandal no le gustó que lo sentaran el miércoles contra los Cerveceros, y ayer se desquitó con una furiosa ofensiva que incluyó 4 hits en 4 turnos, con 2 cuadrangulares, 8 impulsadas y 3 anotadas. El máscara habanero lidereó el ataque de los Dodgers, que aplastaron a sus contarios 14 carreras por 4. Aunque sus dos jonrones produjeron 6 anotaciones, fue su hit impulsor de dos carreras el que dejó agua de por medio con Milwaukee, que ya no volvió a acercarse en el marcador. Después de una mala racha que le duró varias jornadas, Grandal ha mejorado considerablemente en sus últimos partidos, en los que ha conectado 12 indiscutibles en 17 veces al bate, para un promedio de 706.

Otro que despertó ayer de su sueño de oso fue Alexander Guerrero, que despachó un enorme cuadrangular a la pradera izquierda, después de haber bateado un solo hit en sus últimas 15 veces al bate. Su jonrón, sin hombres es base, sirvió para emparejar el juego contra los Cerveceros en el segundo inning, cuando no se imaginaban la carnicería que vendría. Aunque su día prometía, los pitcher contrarios no quisieron nada más con él, lo bolearon una vez y luego lo homenajearon con un dead ball en el pie derecho.

Kendry Morales, Adeiny Hechavarría y Jorge Soler se pusieron de acuerdo y se apuntaron dos hits y una anotada cada uno, todos en cuatro turnos. Brayan Pena, también de 4-2, se coló en los 300.

Ayer Yasmany Tomás y Odrisamer Despaigne se enfrentaron por primera vez desde que viven en la Gran Carpa. Yasmany no perdonó a su antiguo compañero de Industriales y le conectó par de indiscutibles a cambio de un ponche. Yasmany volvió a brillar ayer, con 3 hits en 5 turnos, con lo que elevó su promedio a un respetable 340, que le hubiera servido para colarse entre los líderes, si tuviera suficientes turnos.

Después de un buen inicio de campaña, Odrisamer Despaigne volvió a ser castigado, esta vez por los Diamondbacks, los mismos que dominó en su primera salida como abridor. Donde hay desquite no hay agravio, pero Odrisamer se fue a las duchas sin convencer en su segunda aparición consecutiva, luego de que fuera maltratado por los Astros la semana anterior en funciones de relevista. Con 8 carreras permitidas en 5 innings, su promedio de limpias se disparó a 5.13.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.