Propuesta para regular la aplicación y control de la Ley de Ajuste Cubano

Este artículo es de hace 5 años

El pasado sábado 9, el diario Tyler Morning Telegraph publicaba una noticia sobre la propuesta del congresista Carlos Curbelo para modificar la Ley de Ajuste Cubano, gracias a la cual, todos los años, miles de cubanos adquieren el estatus de refugiados políticos en Estados Unidos y un año después, la residencia legal.

A diferencia de ciudadanos procedentes de otras zonas, los cubanos que se auto declaran perseguidos o víctimas de represión en Cuba no necesitan justificar la veracidad de sus declaraciones ni aportar evidencias que la sustenten. Ello, según el congresista, no solo supone un trato de favor con respecto a los cubanos e injusto con respecto al resto de los demandantes de asilo político, sino que desvirtúa la propia figura del exiliado político e incide negativamente en la economía estadounidense, que carga con el peso de ayudas y beneficios sociales para los refugiados.

La propuesta de modificación de la ley se orientaría tanto a la propia concesión: mayores mecanismos de control que permitan discernir la emigración por razones políticas de la emigración por causas económicas , como a los mecanismos de control ulteriores sobre los beneficiarios, pues según ellos no se justifican los constantes viajes de regreso a la Isla de cubanos que en su momento se declararon víctimas de hechos represivos o dañinos para su integridad. Supuestamente al pisar los cubanos suelo estadounidense deberán hacer una declaración formal de que huyen de la isla por razones políticas, no obstante, no está claro si junto a esto deberán aportar algún tipo de documentación ni cómo se harán los controles ulteriores.

De aprobarse la propuesta de modificación de la Ley de Ajuste, la mayor en cincuenta años, aumentaría la rectitud para otorgar el asilo a los cubanos y podría haber sanciones una vez adquirido tal estatus, por ejemplo, para viajes frecuentes a Cuba, ante lo cual, los asilados se enfrentarían a la posible pérdida de estatus legal en Estados Unidos.

Como reconociera el propio jefe de gabinete de Curbelo, Roy Schultheis, estas medidas pretenden además de proteger las arcas del estado y la figura del asilado, parar la inyección de ayuda y capital al régimen castrista que los viajes de los refugiados cubanos suponen.

Aún no ha trascendido ninguna noticia con respecto a la acogida de la propuesta del congresista republicano pero es de esperar que se encuentre con los escollos que el ambiente de acercamiento entre el gobierno de Obama y Castro le impondrá.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.