Elián es uno más

Este artículo es de hace 5 años

Elián González, en realidad, no necesita mucha presentación. Si se estuvo un poco atento a los medios de comunicación en el año 2000, se tiene inevitablemente toda la información necesaria del en aquel momento niño, que llegó a Estados Unidos después de que su madre falleciera en una balsa salida de Cuba. El resto de la historia es más que conocida y el final también: Elián regresó a vivir a Cuba con su padre.

Durante los años que han transcurrido Elián no ha dejado de hacer apariciones en los medios de prensa cubanos ni sus pasos han dejado de ser seguidos. Si siendo tan sólo un niño -víctima de una tragedia inmerecida para sus pocos años y del fuego mediático, político e ideológico que se libró “en pro de sus derechos y beneficios”- su historia se convirtió en protagónica; hoy con 21 años y una vida 'normal' -todo lo que puede serlo la de cualquier persona- unas declaraciones suyas hechas a ABC News han vuelto a colocarlo en el centro de mira.

Los hechos demuestran que pese a ser Elián uno más y su historia la de tantos hijos que pierden sus madres en travesías migratorias, pese a ser un joven que confiesa querer visitar a Estados Unidos y aparentemente no dice más -habrá que ver la emisión de la entrevista íntegra- pese a que eso no debería ser noticiable, la realidad demuestra que Elián fue víctima hace quince años de un aprovechamiento y uso de su imagen y su historia y que 15 años después lo sigue siendo.

¿Por qué si no sería importante que un joven -cubano o de donde sea- quiera visitar Estados Unidos? ¿Por qué que motivaciones sean de turismo o migratorias? ¿Por qué lo que desee Elián y la búsqueda de una pretendida coherencia entre sus decisiones actuales y la de su padre son noticia? ¿Por qué Elián sigue siendo un símbolo y en tal sentido se le observa, se le exige y se le juzga?

Sinceramente, el mundo y Cuba, tienen muchos temas pendientes y problemas sin solucionar para que el debate sobre los sueños, propósitos y declaraciones de un joven cubano más consuman tanto de ese tiempo necesario.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.