Paraguay le arranca un empate a Argentina en su debut en la Copa América

Este artículo es de hace 5 años

Paraguay no creyó en la superioridad de Argentina, ni en las estrellas que la componen, ni en su favoritismo, y le arrebató un empate 2-2 cuando parecía que los albicelestes se llevaban una victoria cómoda.

Los dos conjuntos se repartieron la supremacía en cada tiempo. Argentina dominó desde el primer segundo de partido, y era inevitable que sus goles empezarán a caer. En el 28, Paraguay le regaló un gol con un mal pase a la portería, interceptado y convertido por el Kun Agüero. Pocos minutos después, el Kun recibió una zancadilla en la zona de peligro que se convirtió en un penal que cobró Messi para el 2 a 0.

Durante toda la primera parte y el comienzo de la segunda siguió el dominio de los argentinos, y si no fabricaron más goles, fue gracias a las paradas del guardameta guaraní. Parecía que los gauchos alcanzarían fácilmente su victoria número 19 sin derrotas frente a los paraguayos en ediciones de la Copa América, pero poco a poco comenzaron a perder el control del centro del campo y los contrarios aprovecharon para acosar la portería. En el 59, Haedo Valdez asestó un tiro a la meta que logró parar Romero, pero unos segundos después el delantero revalorizó y lanzó un cañonazo que el portero no vio ni pasar. En los minutos finales, llegó el empate con una jugada de laboratorio definida por Lucas Parrios.

Fue el partido más peleado que se ha visto hasta ahora en la Copa América 2015, jugado con mucho ímpetu y con ataques constantes por parte de ambos equipos. Argentina perdió la oportunidad de acumular tres puntos que sentía seguros y defraudó con un trabajo pobre en el medio campo que deberá corregir si quiere hacer valer su condición de favorito en este torneo. Por su parte, Paraguay volvió a demostrar que aunque no sea de los grandes, es de los equipos más difíciles del continente y que se le puede atravesar a cualquiera.

En el primer partido del día, Uruguay le saco una victoria apretada de 1 gol por 0 a Jamaica, la cenicienta del grupo de la muerte, que le hizo una resistencia imprevisible a los charrúas. Ya Edinson Cavani, cuando los confundió con africanos, había anunciado que los jamaicanos serían difíciles. "Respetamos a Jamaica como a todas las selecciones que nos toca enfrentar (...). Sabemos que va a ser un partido complicado porque la parte física de las selecciones africanas parece que está un poco por encima de las demás y no es un equipo para subestimar", dijo en rueda de prensa.

A pesar de su despiste geográfico, Cavani tenía razón en cuanto a lo físico en el juego de los caribeños, que brillaron por su agresividad, su rapidez y la intensidad de su juego. Sin embargo, más allá de la buena impresión que dejaron los representantes del Caribe en esta Copa ajena, sorprendió la tibieza de los uruguayos, su inestable defensa, que por ratos hizo aguas, y su pobre definición ante el arco, lo que hizo extrañar más que nunca a Luis Suárez, suspendido todavía por morder a sus contarios.

Con su victoria, los uruguayos dominan el grupo B de la Copa América con tres unidades, por encima de argentinos y paraguayos con punto, y de una Jamaica sorprendente pero que no pudo acumular rayitas en la puntuación.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.