La embajada de Cuba reabrió sus puertas, pero no para Rosa María Payá

Este artículo es de hace 5 años

Ayer 20 de julio la embajada de Cuba en Washington izaba una bandera cubana en señal de su reapertura. De esta manera, se restablecían formalmente las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y se ponía fin a una política de guerra fría, mantenida por el gigante norteamericano con respecto a la pequeña isla del Caribe durante más de cinco décadas.

Unas horas más tarde de haber tenido lugar el histórico suceso, la hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, ha querido acceder al recinto para dejar una carta. Según contó la propia activista, pese a haber llamado en repetidas ocasiones, en ningún momento obtuvo respuesta. Sin embargo, un coche de patrulla "casualmente" sí decidió aparecer por las calles aledañas.

“Me encuentro en la embajada cubana para entregar una carta, no me abren la puerta, pero llaman a las policía ”, publicó Rosa María en su cuenta de Twitte. Unos minutos después compartía nuevamente sus experiencias con sus seguidores “Funcionarios me vigilan por el cristal La embajada no ha abierto para los cubanos El despotismo se llama diplomacia.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.