Joven de origen cubano acusado de planear atentados terroristas

Este artículo es de hace 5 años

Un joven cubanoamericano, simpatizante del Estado Islámico (ISIS), fue acusado de planear atentados terroristas en playas del sur de la Florida en el marco de las celebraciones del 4 de julio.

Harlem Suárez, de 23 años y residente de Cayo Hueso, diseñó un arma casera de destrucción masiva que explotaría en las playas de Cayo Marathon y Miami Beach, luego de ser activada desde lejos con un teléfono celular.

Según la acusación entregada por la fiscalía federal de Miami, la bomba se encontraba en una mochila que posteriormente Suárez enterraría en la arena hasta el momento de la explosión. El artefacto tenía clavos galvanizados, muy similar al que causó la explosión en el Maratón de Boston dos años atrás.

El documento oficial también aclaraba que la actitud de Suárez se debía a su posición comprometida como activista simpatizante del Estado Islámico, al punto en que se hacía llamar por el pseudónimo de Almlak.

El plan de Suárez fue frustrado por un agente encubierto del FBI, quien realizó su arresto el pasado lunes 27 de julio en su residencia de Cayo Hueso.

Desde el pasado mes de abril, el FBI comenzó a investigar de cerca a Suárez, luego de que este último publicara en su perfil de Facebook mensajes extremistas. 

El acusado, quien planeaba hacerse de varias granadas y un AK-47, tenía planes de escapar a Siria tras provocar las explosiones. No obstante, Richard Della Fera, abogado de Suárez, aseguró a los medios que su cliente no es un terrorista, sino un joven confundido.

Suárez se presentará ante un tribunal federal del sur de la Florida el próximo lunes para ser instruido de cargos y de ser declarado culpable puede ser condenado a prisión de por vida.

Otro caso de terrorismo islámico en el sur de la Florida tuvo como protagonista también a un ciudadano estadounidense de origen cubano. Miguel Morán Díaz, que se identificaba como Azzsi Al Hariri, se proclamaba simpatizante del ISIS y fue condenado a  10 años de prisión por un tribunal de Miami tras declararse culpable de posesión de armas de fuego con la intención de perpetrar acciones contra la comunidad.

La investigación del caso Suárez fue llevada a cabo por FBI con la cooperación del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, el Departamento de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la Sección de Investigaciones del Departamento de Seguridad Territorial (DHS),el Departamento de Policía de Key West y la Oficina del Sheriff del Condado de Monroe.


Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985