Lecuona rescatado de nuevo por el Ballet Nacional

Este artículo es de hace 5 años

El Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de Alicia Alonso, ofrece dos galas dedicadas al aniversario 120 del célebre compositor y pianista cubano Ernesto Lecuona, los días primero y dos de agosto, en el recién restaurado Teatro Martí, sito en Dragones y Zulueta. El programa comprende obras, sobre todo cortas, que emplean como apoyo musical piezas del compositor, considerado por muchos el más grande músico cubano y maestro de la pianística nacional, a pesar del olvido en que lo mantuvieron los medios cubanos durante varios años.

La Gala en homenaje a Lecuona constituye la primera vez que el Ballet Nacional de Cuba actúa en el Teatro Martí, y se estructura a partir de varias piezas clásicas del célebre colectivo dancístico, como Tarde en la siesta, de Alberto Méndez, y otras menos habituales como Cuba dentro de un piano, de Eduardo Blanco.

Además, se incluyen en la gala concierto tres coreografías de Alicia Alonso como A la luz de tus canciones (creado en ocasión del centenario del natalicio de Esther Borja), La commedia è… danzata e Impromptu Lecuona, en la cual se baila al compás de las versiones orquestales de las muy famosas La Comparsa (1912) y La Malagueña (1928).

A causa de sus opiniones políticas, adversas al socialismo cubano, Lecuona fue  olvidado, y apenas reconocido en su justa valía, durante muchos años en los medios oficiales de la Isla. A pesar del desdén oficial, cantantes como Esther Borja se mantuvieron fieles a su legado, y jamás renunciaron a reconocer los tremendos méritos de su obra en el panorama de la música cubana, gracias sobre todo al programa televisivo Álbum de Cuba, al aire durante varias décadas.

Alicia Alonso y el Ballet Nacional tampoco le dieron la espalda a Lecuona. Tarde en la siesta fue una de las obras cubanas más exitosas y elogiadas de la Compañía, gracias también a la excelente coreografía de Alberto Méndez (muy sugerente a la hora de expresar la frustración de la mujer en la época republicana) y los diseños de Salvador Fernández (inspirados en la arquitectura y la plástica de ese periodo). Tarde en la siesta representa, también, la época consagratoria del Ballet Nacional de Cuba, una de las grandes compañías que ha dado el mundo, aunque en el presente apenas queden en el país estrellas comparables con las de aquellos años.

Vale el empeño del Ballet Nacional por continuar poniendo en escena una pieza estrenada en 1973 y que penetra en la sicología femenina a través de los personajes de Consuelo, Soledad, Dulce y Esperanza. La breve pieza es recordada por miles de aficionados gracias sobre todo a las magistrales interpretaciones de Josefina Méndez, Mirta Pla, y de la mítica Rosario Suárez en el papel de Soledad.

Lecuona nació el 6 de agosto de 1895, en Guanabacoa, y falleció el 29 de noviembre de 1963, en Santa Cruz de Tenerife. Junto a Gonzalo Roig y Rodrigo Prats, integra la trilogía más importante de compositores del teatro lírico cubano y en especial de la zarzuela.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.