Gustavo Pérez Monzón regresa al Museo Nacional

Este artículo es de hace 5 años

Carácter antológico tiene la muestra Tramas, del pintor cubano Gustavo Pérez Monzón en el Museo Nacional de Bellas Artes, adonde regresa el creador muchos años después de haber iniciado su carrera en estos mismos salones.

Tramas incluye dibujos e instalaciones, algunas de estas últimas rehechas por el autor para esta ocasión. Se trata de obras emblemáticas del arte cubano en los años ochenta del siglo pasado, un contexto en el que muy rápido se destacó este pintor en muestras colectivas como Pintura fresca; Volumen uno; Sano y sabroso; De lo contemporáneo y Trece artistas jóvenes, entre otras.

Curada por Elsa Vega y René Francisco Rodríguez, la exposición reúne un total de 76 piezas, fechadas entre 1979 y finales de la década del 80, y todas las obras pertenecen a la colección de Ella Fontanals Cisneros. Tramas debutó ante el público cubano en la XII Bienal de La Habana pero en estos momentos permanece en el segundo piso del Museo como una opción más para los aficionados a las artes plásticas.

Entre las más llamativas instalaciones de la muestra Tramas se encuentran "Vilos" (alambre, hilo elástico, piedras); "15.625 cm3 de relaciones" (25 centímetros cúbicos de dibujos a relieve sobre cartulina); "Tarot" (polvo de aluminio, letra set, pigmento y collage sobre cartulina); "Hilos" (hilos, tape sobre pared) y "6320" (mixta sobre papel) entre otras muchas obras resueltas en técnicas mixtas, collages, relieves sobre soportes, y cuadros de formatos muy variables.

La primera exposición personal de Pérez Monzón tuvo lugar en la Casa de Cultura de Jaruco bajo el título Luna llena, conjuntamente con Ricardo Brey, y al año siguiente expuso en el Museo Nacional de Bellas Artes su "Serie A. Serie B". Pérez Monzón fue miembro del mítico grupo Volumen Uno, y su obra se inscribe dentro de la tendencia conceptualista, la abstracción geométrica y el expresionismo abstracto. Dejó de pintar a finales de los años ochenta, por decisión propia, para dedicarse a la enseñanza artística.

“Piensan que he sufrido un trauma o algo así, que por eso abandoné la pintura y no es tal, estoy plenamente realizado como profesor, no quiero, por el momento hacer otra cosa. Quién sabe si en un futuro surja algún proyecto que me motive a 'regresar' como autor. Existe esa posibilidad, pero esto ¡es obra de un joven de 23 años! ¡Por favor! El tiempo nos pasa la cuenta”, declaró en una entrevista durante su regreso a La Habana.

Pérez Monzón reside en México desde principios de los años noventa y en la actualidad dirige la Academia Morelense de las Artes, en el estado de Cuernavaca. La relevancia de su obra, fuera de Cuba, puede calcularse por su inclusión en el libro New Art in Cuba (1991), del crítico germano-uruguayo Luis Camnitzer, y en el Salón de Mayo y la Bienal de París.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.