Marca el paso Chucho Valdés desde Border Free hasta Irakere siglo XXI

Este artículo es de hace 5 años

Uno de los más famosos pianistas cubanos, icono del latin jazz, Jesús “Chucho” Valdés declaró recientemente a Prensa Latina que su próximo disco será un homenaje al célebre grupo Irakere, según una idea surgida  el pasado año, durante el festival de jazz celebrado en Barcelona, España, cuando músicos noveles tocaron en vivo conocidos números de la banda.

Irakere siglo XXI es el título de la próxima producción discográfica, la cual será grabada durante un concierto en Francia. “Es una iniciativa novedosa —aseguró—, y me parece muy interesante que artistas que recién comienzan sus carreras quieran hacer versiones de las piezas de ese conjunto. Cuba es una fábrica musical, una verdadera potencia en ese ámbito, hay cultores del jazz de mucha valía, trompetistas, pianistas, percusionistas, quienes aman lo que hacen y están en un proceso de maduración desde el punto de vista creativo”.

Maestro de varias generaciones de músicos cubanos, Valdés era reconocido como un exitoso pianista desde los 20 años de edad. Su profesor fue su padre, el célebre pianista Bebo Valdés. Irakere se conforma como tal en 1967, aunque el grupo se nombra Irakere (que en lengua yoruba significa Vegetación) solo en 1973. Pero Chucho había empezado a trabajar mucho antes, con músicos luego internacionalmente famosos como Arturo Sandoval (trompeta), Paquito D'Rivera (saxofón alto y flauta), Oscar Valdés (percusión y voz), Carlos Puerto (bajo), y Jorge Varona (trompeta), entre otros.

La revelación mundial de Chucho Valdés tiene que ver con la presentación en el Festival Jamboree, de Varsovia, celebrado en 1970, y con el hecho de haber ganado varios premios Grammy como ocurrió en 1979, con Irakere, y el álbum del mismo nombre;  en 1997 con Roy Hargrove's Crisol y el álbum Habana; en 2000 con en álbum Live At The Village Vanguard, y en 2009 en la edición de los Grammy Latino con en álbum Juntos para siempre, esta vez compartiendo honores con su padre Bebo Valdés.

La segunda entrega discográfica de Valdés y sus Afro-Cuban Messengers, Border-Free, es considerada una de las obras capitales de Chucho en tanto profundiza en una investigación sin fronteras de las raíces musicales de los pueblos originarios de América, y establece conexiones entre las culturas de los indios de los actuales Estados Unidos y los esclavos africanos llegados a Cuba. Además, el disco rinde homenaje a sus padres y a su abuela, razón por la cual se incluyen fragmentos de Rachmaninoff, Back y Miles Davis que a ellos les agradaban.

Con 74 años de edad y 86 discos en su haber, Valdés afirma que no se detendrá hasta llegar a los 100 álbumes, mientras que continúa su gira por Europa celebrando los más de cuarenta años de Irakere con su banda Afrocuban Messengers, que reúne músicos de tres o cuatro generaciones. Luego, tiene planificadas presentaciones en Estados Unidos y Brasil, junto a varios artistas de esa nación sudamericana.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.