La bandera yanqui regresa y Virulo se pregunta

Este artículo es de hace 5 años

Hace dos meses fue publicado en México (donde Virulo reside desde hace más de 20 años), y desde principios de agosto está disponible en Cuba, y en plataformas digitales como iTunes y Spotify, el disco Cuba sí, yanquis ¿qué?, que contiene sones, boleros, algo de reguetón, música campesina y guaracha. Con este álbum Virulo intenta adaptar su humor a las presentes circunstancias políticas y sociales de una Cuba posterior al restablecimiento de las sedes diplomáticas, en Washington y La Habana, con el regreso de las respectivas banderas.

A través de diez temas como Romance andino, Un cubano en Holanda, El cura y su bicicleta, Sospechas, La golpeadora, Ni me gustas tú y Dora la deportada, Virulo habla de identidad, desarraigo, emigración y cambio de ideales, sin abandonar nunca el tradicional choteo cubano, el doble sentido y la picardía criolla. Virulo siempre ha creído en un arte vinculado a su contexto, y por ello se pregunta cuál será el nuevo estatus de corrección política.

Según declaraciones de Virulo recogidas por la agencia EFE “para ser un tema tan importante para Cuba creo que es algo de lo que no se ha hablado lo suficiente. Cuba sí, yanquis ¿qué? hace referencia a la consigna de Cuba sí, yanquis no, y se supone que ponga a los cubanos a pensar en su futuro, porque la historia de Cuba no será la misma después del restablecimiento de las relaciones. Por primera vez en 50 y tantos años una enemistad desaparece de un plumazo, ahora somos amiguitos, y todo está bien, por eso me dije: voy a hacer una canción y salió esto”.

Virulo ha contado varias veces que escribió la canción que da nombre al disco Cuba sí, yanquis ¿qué?, luego de que los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran el pasado 17 de diciembre el comienzo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Y el cantautor ha insistido en que el deshielo entre la dos naciones es “importantísimo” y “no puede ser un tema tabú, porque va a involucrar toda nuestra vida futura”. Cuba sí, yanquis ¿qué?, la canción titular del disco, sigue la tradición de guarachas humorísticas en Cuba. En una parte de su letra dice: “Yo nunca me imaginé que de repente por corte/ que el gringo se iba a volver mi camarada del norte/ vamos a tener por fin McDonald y Burguer King/ y un poquito más pa’lante Miami va a consumir moringa del Comandante”.

En otro momento, se refiere a la vida cotidiana a ambos lados del estrecho de la Florida: “No habrá pollo por pescado/ tendremos chicken por fish/ y el trabajo voluntario lo haremos en Miami Beach/ la guardia del Comité la haremos hablando en inglé/ y la gente hará una cola cuando den por la libreta dos litros de Coca Cola...”

Premio Nacional de Humor 2014, y con una larga trayectoria como trovador dedicado al humor, Virulo hizo una carrera que verificó la transición entre la estética de la trova (un cantautor con guitarra) al Conjunto Nacional de Espectáculos, que renovó el humor a base de sátiras musicales y óperas-son con abundante crítica social. En los años noventa, Virulo se refugió en el stand up comedy, pues ya era muy famoso en Cuba, y decidió radicarse en México. Regularmente regresaba a la Isla a ofrecer sus nuevos espectáculos y por ello el público y las autoridades de la Isla continuaron reconociéndolo.

“El cubano tiene una gran vocación para burlarse de todo, y ese es el choteo cubano, una manera de abordar la realidad a través de la burla. Yo defiendo el humor, porque es una manera de expresar cosas que no me imagino contarlas en serio. Hablar de la realidad a través del humor siempre es muy sabroso. Tenemos que vivir en este mundo que nos tocó y es mejor hacerlo con una sonrisa que con amargura”, explicó Virulo el día en que su disco fue presentado en Cuba por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales.

En su línea tradicional de choteo reflexivo, Virulo anuncia que tiene prácticamente terminado un nuevo disco titulado Por la izquierda, que alude en doble sentido a los ideales progresistas e igualitarios, y a la frase utilizada por los cubanos para denominar el origen ilícito de alguna gestión o producto vinculado al mercado negro.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.