Alicia Alonso desea visitar los EEUU con el Ballet Nacional de Cuba

Este artículo es de hace 5 años

La Prima Ballerina Assoluta cubana, Alicia Alonso, desea poder visitar pronto los EEUU con el Ballet Nacional de Cuba, comentó en entrevista concedida a la agencia española EFE.

Acerca del trascendental momento que viven su país natal y Estados Unidos, Alicia Alonso desea que se sigan estrechando lazos y se propicie un flujo de intercambio cultural más intenso a un lado y otro del estrecho de La Florida.

"Si los intercambios culturales se facilitaran nosotros estaríamos más que contentos y satisfechos de decirles (a los estadounidenses) que sí. Nos gustaría visitar pronto EEUU con el Ballet Nacional de Cuba. Tenemos grandes amigos allí", afirmó con total seguridad.

La carrera de Alonso despuntó precisamente en 1938 cuando se presentó en varios musicales de Broadway en Estados Unidos.

"Me decían que, como era cubana, bailara rumba, que lo haría muy bien. Yo les decía que la bailaba bien porque la sentía, igual que el ballet. Ésa ha sido mi lucha", dijo la legendaria coreógrafa, que ya para 1940 había logrado unirse a las filas del Ballet Theatre de Nueva York, como primera bailarina.

Asimismo, confesó que después de 95 años de existencia, la danza sigue ocupando un lugar primordial en su vida y se hace algo tan primordial como “comer o respirar”.

Alonso, directora y principal coreógrafa del Ballet Nacional de Cuba (BNC), expresó que el paso del tiempo se vuelve insignificante ante el deseo innato de bailar. "Siempre tengo deseos de bailar y ahora más que nunca (…) Yo me pongo a bailar como una loca porque es que he bailado desde que tengo nueve años. El baile ha sido mi vida entera", afirmó la Giselle cubana en entrevista con la agencia española EFE.

Desde su despacho personal en la Escuela Nacional de Ballet, Alonso comentó que se encuentra pendiente de los ensayos para la próxima gira que el BNC realizará por diversas ciudades de España.

Las presentaciones por la nación ibérica se mantendrán en cartelera por dos meses a partir de septiembre e incluirá montajes "imprescindibles" de la compañía como "El Lago de los Cisnes" o "Don Quijote".

De igual forma, rememoró con cariño sus primeros viajes a España, país que la acogió de pequeña con su familia, por el trabajo de su padre, y donde inició con desde muy niña su romance con la danza clásica.

"Lo primero que aprendí de baile fue danza española, con castañuelas y todo. Me encantaba y me sigue gustando", explicó Alonso, aunque lo que más le llamaba la atención era "colocarse las puntas y bailar ballet clásico".

Pese a su pérdida de la visión y demás dificultades que genera el paso del tiempo, la consagrada bailarina cubana acude cada mañana a los ensayos de sus devotos estudiantes y aporta nuevas ideas y movimientos a la coreografía.

"Uno no puede estar nunca satisfecho con cómo baila, uno tiene que exigirse más y más. Al cuerpo humano hay que hacerlo trabajar más", afirmó.

Alicia, como le llaman con cariño en su país, trasciende como una leyenda viva del ballet cubano y universal, así como una figura indiscutible de la escena cultural de Cuba.

Sobre su legado, Alonso consideró que se resume en "el clasicismo, una técnica muy limpia. He sido siempre muy estricta con las posiciones del cuerpo, las piernas estiradas, el cuello, el movimiento preciso de los brazos. Creo que eso es muy lindo".

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.