Opinión sobre la polémica de Osmani García

Este artículo es de hace 5 años

Texto originalmente publicado en Facebook por Ernesto Morales

Si en 2011 Osmani García hubiera venido a Miami le habrían entregado, cuando menos, las llaves de la ciudad. Poco faltó para que pusieran su nombre en una estrella del paseo de Bayside y que la Torre de la Libertad se iluminara con los colores del Chupi Chupi.

Acababan de prohibir su canción en el ICRT cubano, y en consecuencia se disparaba su consumo en Miami. El ridículo proceso de siempre. El enemigo de mi enemigo es mi amigo.

En los medios de Miami poco importaba analizar un poco el por qué de aquella prohibición a una canción -eufemismo el mío, canción- que propugnaba el ejercicio de la fellatio. O dicho más claro, una oda pública a mamar. Nada de eso. Lo que valía era que el Chupi Chupi no era bienvenido por el gobierno cubano. Osmani García era, entonces, un abnegado representante de la crítica al establishment cubano al que había que proteger de los embates del castrismo.

Ahora Osmani García ha farfullado, con esa dicción de quien mastica tetrahidrocannabinol mientras habla, que apoya a Raúl Castro y Barack Obama por estos besos de piquito que se han dado sus gobiernos.

Yo he visto sus tres videíllos hablando de eso. Y no veo un comunista. No veo a un reguetonero estilo Baby Lores, haciendo una oda a los gobernantes militaroides de su Isla. Francamente no. Veo a un tipo muy limitado de palabras intentando explicar que se tatuará a los dos responsables de un cambio de política que él apoya. Incluso he sentido más reverencias hacia Obama que hacia Castro, en esos videos.

Horror en Miami.

Ahora, dame acá las llaves de la ciudad que te di, quita la puta estrella de Bayside, que un rayo láser se proyecte desde la Torre de la Libertad y lo fulmine allá en esa tienda de Texas con todo y sombrero.

Nuestros excesos son de antología.

Siendo justos, si respondió que apoyaba el "maritage" Obama-Castro fue porque mi querido Carlos Armando se lo preguntó en su entrevista. Y este muchacho que se cree Freddie Mercury y se hace llamar "La Voz" se metió en la patas de los caballos intentando responder de política cuando su prioridad en la vida debería ser una logopeda.

Ahora bien, no nos quejemos luego cuando viendo ejemplos como este y como tantos otros, los artistas o deportistas cubanos se nieguen a responder lo que piensan. Cuando prefieran cerrar las bocas, que nadie salte entonces.

Por eso dijo, en esa contrarrespuesta, más pingas que Roberto San Martín en Habana Blues. Porque ese es él. Y le ha funcionado. Pregúntenle a su legión de seguidoras si no. Y pregúntenle a todos, absolutamente todos los canales de televisión de Miami en 2011, si no.

Que nadie se escandalice porque llame comepinga a mi amigo Pedro Sevcec. Primero, porque Pedro se ríe de eso: está demasiado por encima. Y segundo, porque cantando a que se la traguen tutti logró atención mundial. ¿Qué esperaban ahora?

Un poco de mesura, queridos míos. Nadie es tan guapo como en su foto de Facebook ni tan feo como en su foto de la licencia, y Osmani García ni era el admirable libertario de 2011 ni es el perro comunista de 2015.

Ernesto Morales

VÍDEOS DE LA POLÉMICA

  1. Osmani García dice apoyar a Raúl Castro y a Obama
  2. Osmani García responde a los exiliados cubanos que lo criticaron por apoyar a Raul Castro y a Obama (Completo)
  3. El presentador Pedro Sevcec le responde a Osmani García
  4. Osmani García se molesta y responde al presentador Pedro Sevcec
Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.