Cuentapropistas cubanos obtendrán créditos bancarios sin necesidad de aval

Este artículo es de hace 5 años

Los trabajadores por cuenta propia podrán solicitar créditos por un importe de hasta 10 mil pesos cubanos (unos 400 dólares), sin necesidad de presentar garantes o avales económicos. El nuevo producto, aprobado por el Banco Popular de Ahorro (BPA), contempla un plazo de tres días de aprobación de las solicitudes.

Aunque las autoridades bancarias promotoras de la medida califican de “riesgosas” estas operaciones, aclaran, no obstante, que llevarán a cabo un análisis riguroso de la viabilidad del negocio, su prospección de éxito, así como el historial del demandante del crédito antes de concederlo.

La medida tendrá como garantía una cuenta de ahorro en formación, explicó la directora de Banca de Negocios del BPA, Greicher La Nuez, a la Agencia de Información Nacional cubana. “Este depósito se nutrirá de la amortización de la deuda (si los pagos son de 200 pesos mensuales, 50 quedarán en la cuenta)”, agregó la funcionaria, quien además aclaró que el monto reunido podrá servir de respaldo para solicitar otro préstamo, una vez liquidado el anterior. Cultura del ahorro e historial en los pagos son los dos valores adicionales que se pretenden fomentar con este nuevo producto y sus facilidades.

La referida entidad bancaria también permitió recientemente a sus direcciones municipales aumentar la cifra de créditos otorgados, de los 20.000 pesos anteriores a los actuales 100.000 pesos (4000 dólares), "sin requerir otros niveles de autorización", indicó Mailyn Ortega, directora de banca de nuevas formas de gestión del BPA.

Estas flexibilizaciones, que pretenden contribuir al florecimiento y crecimiento del aún tímido sector privado en Cuba, incluyen además el aumento del "periodo de gracia", así como los plazos de amortización para los préstamos que se redujeron de los cinco años iniciales a los diez de la actualidad, el importe mínimo de crédito se redujo igualmente y se hizo menos complicada la documentación necesaria.

Según apuntan datos oficiales, los trabajadores por cuenta propia en Cuba -cuentapropistas- superaban al cierre del primer semestre del año el medio millón. En mayo pasado se contabilizaron 504.613 trabajadores autónomos, una cifra que continúa al alza.

Sin embargo, la cifra de quienes solicitaron préstamos a entidades bancarias es aún muy reducida. Hasta julio pasado solo unos 2482 habían solicitado créditos para “comprar bienes e insumos”. Lo exiguo de estos datos pueden explicarse, en palabras de la propia Greicher, por la no disponibilidad por parte de los nuevos emprendedores de los respaldos previamente necesarios para solicitar los préstamos. Aunque desde 2013 se pueden usar como garantes bienes no tradicionales -como prendas o hipotecas voluntarias-, muchos trabajadores del sector privado carecen de estas condiciones, lo cual ha redundado en la insuficiente demanda crediticia.

Estas nuevas medidas pretenden, por tanto, incentivar la solicitud de créditos por parte de los cuentapropistas y contribuir, así, al crecimiento del floreciente sector privado en la Isla.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.