Todos los años el planeta pierde 15.000 millones de árboles

Este artículo es de hace 5 años

Son los resultados que ha obtenido una investigación llevada a cabo por un equipo de expertos de 15 países, coordinado por la Universidad Yale de Estados Unidos y liderados por Thomas Crowther y publicada en la revista Nature. “Los humanos compiten directamente con los ecosistemas boscosos naturales por el espacio” de la superficie terrestre, señala la publicación. Reajustando el dato con los nuevos árboles y la reforestación, quedarís una cifra neta de 10 mil ejemplares que se pierden cada año.

Lo anterior es nocivo no solo para los numerosos ecosistemas que sufren estas cuantiosas pérdidas anuales, sino para la propia humanidad, en tanto los bosques “albergan una gran parte de la biodiversidad global y proporcionan múltiples servicios, que incluyen la calidad del agua, las reservas de madera y la captura de carbono” y son, por tanto, trascendentes en a la hora de disminuir los daños asociados al cambio climático.

Gracias a haber tenido en cuenta imágenes de satélite y estimaciones del área forestal, los investigadores pudieron obtener datos más fiables del número de árboles que habitan el planeta -el censo del 2008 hablaba de unos 400.000 millones- así cómo determinar la influencia en el estado actual de cosas de factores como: cercanía con respecto a núcleos habitados, condiciones del suelo o factores climáticos.

Tras haber conseguido efectuar el primer mapa global de la población de árboles, los investigadores concluyeron que en la actualidad en el planeta Tierra viven 3 billones de árboles, 422 árboles de media por persona y no los 61 que se creían hasta el momento. La cifra, aunque es mayor de lo que se pensaba, no debe reducir la preocupación ni la puesta en marcha de serias medidas de conservación ante el deterioro progresivo que sufren los ecosistemas boscosos pues, de continuarse con el ritmo actual, en 300 años los árboles habrán desaparecido del planeta.

“Hay actualmente menos árboles que en cualquier otro momento desde el inicio de la civilización humana y la cifra aún se está reduciendo a un ritmo alarmante”, declaró en rueda de prensa telefónica el investigador de la Universidad de Yale (EE.UU.), Thomas Crowther, primer autor del referido trabajo científico.

Según estimaciones basadas en datos históricos del Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas, los sistemas boscosos de nuestro planeta se han reducido en un 46% desde el origen de nuestra civilización.

En esta misma línea, un estudio llevado a cabo Instituto de Recursos del Mundo indicaba que tan solo el pasado año la superficie de bosques del mundo se había reducido en 188.000 kilómetros cuadrados, más del doble de la superficie de Portugal.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.