Siempre que llueve...

Este artículo es de hace 5 años

Desde ayer en la tarde, intermitentes aguaceros en la capital comenzaron a aminorar el intenso calor que vive Cuba desde hace unos meses. No hay duda de que la totalidad de los habaneros celebraron los vientos más frescos y la leve ausencia del sol, sin embargo, todavía resuenan los ecos de derrumbes masivos que acarreó la última temporada de lluvias.

En un contexto de intensa sequía y altísimas temperaturas, la dicha que pudieran traer las precipitaciones no dura mucho. Los cubanos no podemos dejar de pensar en el día después del aguacero, cuando el calor taladra las paredes húmedas, deformándolas y aumentando la posibilidad de que se desplomen.

El pasado mes de abril trajo consigo recurrentes lluvias que provocaron casi 30 derrumbes en edificaciones de Centro Habana, Habana Vieja y Cerro principalmente. Las viviendas de estas zonas, por lo general, se encuentran alojadas por familias en condiciones de precariedad y hacinamiento.

La crítica situación económica de los habitantes de estos barrios periféricos imposibilita el mantenimiento del buen estado constructivo de la mayoría de sus residencias. Si a esto se suman factores externos como un clima drástico y el desinterés por parte de las autoridades públicas en la seguridad de los ciudadanos, tenemos como resultado una ecuación fatal.

Las reparaciones superficiales de estos avejentados inmuebles y el maquillaje rápido previo a alguna fecha conmemorativa (o la visita de alguna figura foránea), no hacen más que agravar la situación y alargar la solución a una de las problemáticas que afectan más a la parte urbana de la isla.

Apuntalamientos, remaches y demás improvisaciones son “adornos” comunes de las calles habaneras. A los descoloridos edificios les quedan los días contados, sólo queda apostar por la seguridad de sus habitantes y que tales “truenos” no sean portadores de ninguna tragedia.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba