Pescar en agua dulce en Camagüey, un reto ante la sequía

Este artículo es de hace 5 años

Camagüey aporta el 20% de la producción pesquera de agua dulce al país, informa el diario Adelante. Sin embargo la extrema sequía presente en el territorio pone en jaque la industria acuícola.

Según Jesús García Collazo, director de PescaCam, empresa acuícola territorial, ya superan las 3 900 toneladas de pescado producidos en la provincia. 

En colaboración con el Instituto Nacional de Recursos Hidráulico (INRH) en Camagüey, añadió el funcionario, se podrá incrementar o no el ritmo de extracción, según el comportamiento de los niveles de llenado de las presas, en los meses que restan del año, para no extinguir la biomasa de especies en talla comercial destinada para planes venideros.

Según García Collazo se van a sembrar 28 millones de alevines para la captura del próximo año y medio, en un grupo de pequeñas presas del municipio Carlos Manuel de Céspedes y en las de mayor capacidad: la Cubano-Búlgara, Najasa II y El Porvenir.

Entre las medidas tomadas para enfrentar la sequía en el territorio, García Collazo mencionó la preservación de los reproductores en la fuente AleviCuba, que se nutre de la deprimida presa Hidráulica Cubana, y el envío de las crías hacia los estanques rústicos de la Atómica, en Sierra de Cubitas.

Sobre la situación en la mayor presa de Camagüey, la Jimaguayú, con 200 millones de metros cúbicos de capacidad, García Collazo expresó: “Tenemos estrechas relaciones con la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico y aunque ese embalse está cerca del punto muerto –alrededor de los 20 millones de milímetros cúbicos-, el destino de sus aguas son para los cultivos de arroz y caña del medio sur provincial y en correspondencia con el volumen que conserve intensificaremos o no la captura”.

“No sobreexplotar los embalses y llevar las capturas a la industria para elaborar con ellos alimentos semielaborados de mejor sabor para la población  con surtidos diversos a partir de la harina de trigo, la soya, condimentos y otros extensores”, forma parte de las perspectivas de la industria acuícola camagüeyana, según García Collazo.

Acerca de los materiales de trabajo expresó: “Nosotros hemos avanzado mucho en cuanto a los medios de trabajo. Los 228 botes y 34 cherneras, han sido reparados. Hemos  adquiridos motores, piezas de repuestos y el  estado técnico de los equipos es mucho mejor que en otras etapas. Las artes de pesca de una escasez real en el 2011 que no había con qué pescar, hoy todas las brigadas tienen una dotación casi completa de artes de pesca, todavía no suficiente pues son medios de importación,  pero estamos en mejores condiciones para cumplir los programas de captura”.

Otro de los temas importantes es la atención a los trabajadores: “La Pesca en Camagüey posee en plantillas 905 trabajadores y alrededor de 80 que se contratan cuando hay pico de captura. El salario promedio es de 850 pesos”, aseguró el funcionario camagüeyano. 

Pero también hay pescadores furtivos, contra los cuales se ejecutan operativos conjuntamente con la Oficina Nacional de Inspección Pesquera (ONIP), el MININT y la población.

Imagen: Gabigarrido

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.