Interceptado velero canadiense con 28 cubanos a bordo

Este artículo es de hace 5 años

El pasado domingo, en torno a las 11 de la noche, el servicio de Guardacostas de la Armada Nacional colombiana interceptó a 29 inmigrantes, 17 hombres, 12 mujeres, que viajaban a bordo de un velero de bandera canadiense. Junto a ellos y en precarias condiciones viajaban igualmente, dos bebés, uno de cuatro meses y otro poco más de un año de edad, quienes recibieron atención especializada.

Veintiocho personas de origen cubano y una ecuatoriana, provenientes todos de Ecuador según pudo comprobarse en sus pasaportes, fueron localizadas ocultas en la embarcación.

Según indicó a medios locales el capitán de fragata Jorge Herrera, comandante encargado de Guardacostas del Caribe, el velero Wimb Quest IV era comandado por el canadiense Glennen Alexander Roos, quien poseía permiso de zarpe solo para él y otras tres personas. Roos, fue puesto al servicio de la Fiscalía por un presunto delito de tráfico ilegal de personas.

Al parecer, los polizones planeaban utilizar Cartagena como puente con Panamá para luego, posteriormente, marchar a Estados Unidos.

Aunque los controles frecuentes motivan la constante búsqueda de nuevas rutas para arribar ilegalmente a Estados Unidos, en lo que va de año han sido detectados en la ciudad dos casos de tráfico de personas, indicó Néstor Castro Castañeda, director Regional Caribe de Migración Colombia.

Además de este acaecido el pasado 20 de septiembre, en junio pasado fueron detenidas cuatro personas que transportaban a 34 cubanos que habían ingresado al país de manera irregular. A nivel nacional, Migración Colombia indica que en todo el 2015 fueron rescatadas alrededor de 4.700 personas víctimas del tráfico de personas.

Esta situación, no obstante, no es singular ni novedosa pues, con cierta frecuencia, los servicios de guardacostas interceptan a ciudadanos cubanos que intentan tocar suelo norteamericano. Las rutas cambian, las cifras y las historias personales también, pero cada vez que un suceso de esta naturaleza tiene lugar, queda en evidencia uno de los mayores problemas que enfrenta la sociedad cubana y lo incesante de su flujo migratorio.

(Imagen tomada de Internet)

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.