Cambios en norma jurídica favorecen la entrega de financiamiento a trabajadores por cuenta propia

Este artículo es de hace 5 años

Desde que en el 2012 comenzó la aplicación del Decreto-Ley 289 ya suman más de 5 100 millones de pesos los financiamientos entregados a los ciudadanos. Dicha norma tiene el propósito de incentivar la participación de ese sector en las líneas crediticias y favorecer su acceso a otros servicios bancarios.

Sin embargo, varios contratiempos surgidos en su aplicación sugirieron la realización de cambios que ya son efectivos.

Por otro lado, de enero a julio del 2015, en correspondencia con la aplicación de la política crediticia, los trabajadores por cuenta propia recibieron más de 129 millones de pesos en financiamientos, asegura Granma.

Según Francisco Mayobre Lence, vicepresidente del Banco Central de Cuba (BCC): “durante el calendario anterior fueron otorgados más de 31 millones de pesos a ciudadanos acogidos a dicha forma de gestión, mientras que en los primeros siete meses del 2015 ya se ha cuadruplicado esa cifra, ascendente a más de 129 millones”.

El funcionario opina que el incremento está relacionado con tres aspectos fundamentales: las flexibilizaciones introducidas a la norma, las acciones organizativas llevadas a cabo por las sucursales bancarias y el desarrollo de la cultura financiera de este segmento de la población.

Mayo­bre Lence explicó además que los préstamos asociados a la realización de acciones constructivas en las viviendas, compra de materiales y pago de mano de obra, los agricultores pe­queños, incluidos los usufructuarios de tierra, los trabajadores por cuenta propia (TCP), son en ese orden los mayoritarios.

“Las devoluciones, en general, marchan de manera positiva pese a los montos aprobados”, agregó. “El índice de morosidad (créditos que no se han recuperado en los términos pactados) está por debajo del 2 %”.

Sin embargo, los cambios no cesan,  recientemente el Banco Popular de Ahorro (BPA) anunció la entrega a los trabajadores por cuenta propia de hasta 10 000 pesos de crédito, asociados a una cuenta  de ahorro en formación, donde la ga­rantía son los ingresos generados por el propio negocio y la referida cuenta.

Con información de Granma.

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985