Venta de cocinas de inducción y registro de los cilindros de gas licuado comenzarán próximamente en Cuba

Este artículo es de hace 5 años

La Gaceta Oficial No. 34, en edición extraordinaria, publica hoy la aprobación de dos nuevas medidas relacionadas con la Política de Cocción aprobada en marzo del 2012 por el Consejo de Ministros.

La primera medida consiste en la venta liberada de cocinas de inducción en las provincias orientales y Pinar del Río, las que más usan la electricidad para cocer los alimentos; y la segunda sobre el registro y venta de gas licuado de forma liberada en La Habana y las cabeceras provinciales de Ma­yabeque, Artemisa, Matanzas, Camagüey, Hol­guín y Santiago de Cuba, y en los municipios de Moa e Isla de la Juventud. 

El módulo de cocción, que contiene una cocina de inducción un jarro, un sartén, una olla y una cafetera, podrá ser adquirido durante los próximos días en la red de mercados artesanales industriales (MAI), a un precio de 500 CUP. 

De manera similar, se anunció que partir del próximo lunes, 19 de octubre, las personas residentes en la capital y las cabeceras de Mayabeque, Artemisa, Matanzas, Cama­güey, Holguín y Santiago de Cuba, así como en los municipios de Moa e Isla de la Juventud, que posean cilindros de gas de diez kilogramos que no estén registrados por Cupet, podrán dirigirse a los puntos de venta de gas licuado para inscribir la balita, previa inspección técnica in situ. 

La medida tiene la intención de minimizar la ocurrencia de accidente por el manejo de estos cilindros no registrados.

De ser admitido el envase, se realizará un contrato por  200 pesos y el consiguiente cambio de balita. Si no pasa satisfactoriamente la inspección, su poseedor podrá optar por formalizar el contrato inicial de 400 pesos el alquiler del cilindro y 110 del llenado de gas.

Foto: Oriol de la Cruz / AIN

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985