La censura musical aún pesa sobre Celia Cruz

Este artículo es de hace 5 años

 

Tras el estreno el pasado 13 de octubre de la serie de Telemundo “Celia”, la figura de la cantante habanera Celia Cruz ha cobrado una gran presencia en Cuba y su música puede escucharse en casi cualquier rincón de la isla. Pero, pese a ello la censura musical aún pesa sobre la artista, por lo que quien desee ver la serie “Celia” debe hacerlo a través de las antenas ilegales. 

Con sus 80 capítulos, Celia promete convertirse en el suceso televisivo de este fin de año, para molestia de los directivos del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) que ven escaparse aún más a la audiencia hacia los atractivos del paquete y la programación de los ilegales DriverTV. 

La cantante cubana Aymee Nuviola, que da vida a Celia Cruz en la telenovela "Celia", dijo que grabó un disco con temas de la "reina de la salsa" en Cuba y con músicos de la isla, el cual saldrá al mercado a principios del próximo año. "Esta es la primera vez después de todo este tiempo que se hace la música de Celia dentro de Cuba y con músicos cubanos", señaló la actriz y cantante. 

Después de salir al exilio en 1960, la música de la guarachera de Cuba estuvo prohibida por décadas en los medios nacionales. No obstante, su popularidad en la Isla siempre ha sido arrolladora y en las últimas décadas es posible escucharla hasta en locales públicos y fiesta de centros laborales. 

Celia Cruz falleció en Nueva Jersey en 2003 a los 77 años y nunca pudo cumplir su deseo de volver a cantar en Cuba, ni tampoco ver a su madre. Pero su muerte no levantó la censura musical que aún sigue sobre la música de la artista, creadora de míticos temas como “La vida es un carnaval”. 

A la diva cubana le siguen pesando otros costos como barreras para merecer homenajes. Todavía perviven especulaciones y debates en torno a la supuesta colaboración de la Cruz con los organismos de Inteligencia estadounidenses, las propiedades perdidas luego de 1959 y el apoyo financiero para comprar armas que dio al exilio en Miami. Pesa, y al parecer demasiado todavía, su posición de enemiga acérrima del proyecto socialista cubano, aunque para muchos cubanos el valor musical de la artista trasciende esos actos.

 

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba