El pintor abstracto Pedro de Oráa recibe Premio Nacional de Artes Plásticas

Este artículo es de hace 4 años
Como cada año, el Consejo Nacional de las Artes Plásticas confirió el Premio Nacional de Artes Plásticas que en esta ocasión fue para el escritor, crítico y pintor Pedro de Oráa. «Siento una gran confusión. La emoción que experimento en este momento es un poco confusa porque no esperaba una noticia como esta. Cuando llamaron para decírmelo yo estaba almorzando y se me paró la digestión», expresó en diversos medios el artista cubano Pedro de Oraá al conocer que habían otorgado el máximo reconocimiento que se entrega en Cuba a creadores de las artes visuales por el conjunto de la obra realizada.

En esta ocasión, el jurado, presidido por el Premio Nacional del pasado año Lázaro Saavedra, tuvo que seleccionar entre nominados como De Oráa, Manuel Hernández Valdés, José Manuel Fors, Alexis Leyva (Kcho), José Ángel Toirac, Eduardo Roca (Choco), Zaida del Río, Juan Moreira, Rocío García, Roberto Salas, Alberto Lescay, Rafael Zarza, José Antonio Choy, Lesbia VentDumois y Ernesto Rancaño.

Oráa realizó estudios en la Academia de San Alejandro en 1952. Se vinculó al grupo Los Once en 1956 e integró más tarde el conjunto de los Diez Pintores Concretos entre 1958 y 1961. Hizo del abstraccionismo su más depurada expresión y estética de cabecera, de modo que logró insertarse en las alineaciones insignes de la vanguardia cubana.

A lo largo de los últimos sesenta años ha participado en innumerables exposiciones personales y colectivas, entre las que pudieran destacarse la V Bienal de Sao Pablo en los finales de los 50 o las muy recientes exhibiciones en Zona Franca, dentro del programa colateral de la 12 Bienal de La Habana. Sus obras se encuentran en la colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, en el MoMA (Nueva York), Museo Nacional de Arte Moderno, Centro Pompidou, de Francia y Museo Ludwig, en Colonia, Alemania.

El Premio Nacional de Artes Plásticas fue entregado por vez primera en el año 1994 y se concede anualmente a un artista visual cubano, vivo y residente en el país, cuya producción se distinga por brindar un valioso aporte al desarrollo y a la historia de las artes visuales en Cuba. Asimismo se consideran sus logros más relevantes y su proyección nacional e internacional

Según declaraciones recogidas por la AIN y Juventud Rebelde, el artista recordó que su primera exposición tuvo lugar en Caracas, a mediados del año 57: “Quizá expuse mucho antes pero eso es lo más remoto que recuerdo. Después, con Loló Soldevilla creamos una galería y de ese encuentro surgieron los Diez Pintores Concretos".

En otro momento, el pinto declaró que «después de tantos años, se ha revitalizado el interés por ese grupo y en septiembre se hizo una exposición en Londres que ha tenido una repercusión tremenda. Casi toda la prensa londinense ha registrado esa exposición y eso también es muy estimulante. Hay dos supervivientes del grupo, José Rosabal, que vive en Nueva York y vino a la Bienal, y yo. Vamos a ver cuánto supervivo».

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.