Volverá la alegría del cine a Gibara para celebrar aniversario 200

Este artículo es de hace 4 años
«Ansiamos echar a andar el Festival con la misma energía, frescura, poder de convocatoria y la espiritualidad con que lo soñó su creador», había expresado el reconocido actor cubano Jorge Perugorría Rodríguez meses atrás, cuando asumió como director de un evento que, a lo largo de la primera década del siglo XXI, logró sentar nuevas pautas en las maneras de apreciar el cine de bajo presupuesto.

El actor reconoció que se trata de una empresa que halló puerto seguro sobre todo gracias a las excepcionales cualidades de una personalidad creativa como la de Humberto Solás: «Nuestra aspiración, por ahora, es retomar el Festival, llenarlo nuevamente de vida en Gibara y tratar de encaminarlo por el rumbo y con el sentido que él quería y nos enseñó a todos», ratificó el protagonista del clásico Fresa y Chocolate (1993), también de Miel para Oshún (2001) y Barrio Cuba (2005), filmes dirigidos precisamente por Humberto Solás, y alentados por la política del cine de bajo presupuesto.

En rueda de prensa efectuada en el café cinematográfico Las Tres Lucías, de Holguín, Perugorría extendió la invitación no solo a los cineastas del mundo, sino a todos los actores, artistas, pintores y escritores, «quienes coincidan en la justeza de redimir una fiesta de las artes por la cual, sabemos, existen muchísimas personas que sienten la misma ilusión que los gibareños», agregó.

Gibara extraña la época de oro que se vivía durante los pocos días en que ocurría el evento, pues hubo un evidente declive durante sus últimas ediciones debido a la convocatoria bianual, las limitaciones que padeció el presupuesto del Festival, las desacertadas sesiones en otras ciudades del país, el paso destructivo del huracán Ike y la repentina desaparición física, en 2008, del director de Lucía, Cecilia y de El siglo de las luces).

Presente también en el encuentro con la prensa, Roberto Smith de Castro, presidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic) defendió la perdurabilidad del evento a partir de la magia del cine como espectáculo en la sala oscura, y ponderó algunas inversiones constructivas que tienen lugar en la ciudad de Holguín con la finalidad de reanimar emblemáticas instalaciones, entre estas el cine Frexes. La ciudad de Gibara, Monumento Nacional, se encuentra también ahora en mejores condiciones de infraestructura pues existen dos nuevos hoteles y la sala de cine Jibá sigue estando entre las mejores del país.

Según publica el sitio oficial en Internet, la XII edición del Festival Internacional de Cine Pobre se efectuará del 20 al 24 de abril del venidero año, en saludo a los 200 años de la fundación de la Villa Blanca de Gibara, que se cumplen el 16 de enero de 2017, y abarcará concursos en las categorías de largometraje, corto de ficción, documental, animación y ópera prima.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.