Festejado 50 aniversario del Hospital Lenin de Holguín

Este artículo es de hace 4 años

El hospital Lenin es parte de la identidad holguinera y ha logrado esa condición porque en medio de tantas limitaciones, enfrentadas en sus 50 años de existencia, ha sabido sobreponerse, levantarse, vivir el día a día para nunca dejar de servir a su población y que este a su vez siga sintiéndose parte de él.

A los festejos por el 50 aniversario del primer hospital construido después de 1959 en el oriente cubano se unieron la Dirección Provincial de la Salud y sus “hermanos” menores, el pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja y el clínico quirúrgico Lucía Íñiguez Landín, así como la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, que develó una tarja en el vestíbulo del centro por las cinco décadas dedicadas a la formación de profesionales del sector.

En la ocasión se realizó la entrega especial del Premio Lenin, Por la Obra de toda la Vida, a varios de los 17 directores que ha tenido el hospital desde su fundación, así como a destacados profesionales de la asistencia médica y la docencia, entre ellos los doctores Febe García de Paz, Pedro Martínez Mahíquez, René Francisco Leyva Medina, Pablo Vivar, Joaquín García Silabarría, Alfredo González Lorenzo, Otto Reyes Canel, Adelmar Agüero, Ernesto Medrano, Ramón Oviedo y Nancy Ríos. 

A lo largo de estos 50 años se han escrito muchas páginas a favor de la salud del pueblo, la institución es abanderada en  la introducción de logros de la ciencia y la técnica, el desarrollo de importantes investigaciones  y la  formación   de  profesionales. Un hecho relevante, digno de ser recogido en esta  remembranza, ocurrió  el  6  de  enero  de  1966,  en  el  que  como  regalo  por  el  Día  de  los  Reyes, se  produjo  un  feliz alumbramiento debido a una  cesárea,  iniciadora  del    servicio  de  cirugía  y anestesiología.

Protagonista excepcional de estos  acontecimientos y de todos los posteriores es la doctora Pura Avilés Cruz, Heroína  del Trabajo de la República de Cuba y fundadora del hospital Lenin, como lo  conocen cariñosamente los holguineros.

Graduada en la única Facultad de Ciencias Médicas existente por aquel entonces en el país, la de la Universidad  de La Habana,  vino a Holguín a hacer su servicio médico rural en el  año 1964  y participó  en  los  preparativos  para  inaugurarlo.

“A nosotros, rememora, los integrantes  de  aquel  grupito  de  recién    graduados,  nos  tocó  limpiar  las  pinzas    y  demás  componentes  del  instrumental  médico  que  venían  con  su  preservo  y organizarlo  todo  para  comenzar    a  prestar  servicio.

“Por eso decir hospital Lenin para   Pura Avilés es decir su vida, aquí nacieron  mis  hijos  y mis  nietos,  aquí  murieron    mis  padres  y mi  esposo,  aquí  me hice  especialista  en  Anestesiología  y  cuidados    intensivos,  doctora  en  Ciencias  Médicas,      investigadora  de  mérito  y profesora  titular  y  he  ganado  premios;  todo  lo  que    soy  se  lo  debo  a este  hospital”,  concluyó.

La puesta en marcha del Lenin contó con la participación de un numeroso grupo de especialistas soviéticos y fue primero en la  materialización de importantes procederes médicos, como resultado de la colaboración recibida.

Sobresalen la introducción de  técnicas quirúrgicas modernas, la prestación de la primera ayuda de neonatología al recién nacido y nuevos procedimientos en el tratamiento de pacientes quemados.

Hubo servicios especializados en el área en Oftalmología, el Centro de rehabilitación y fisioterapia y los laboratorios de  Histoquímica y Microbiología, entre otros.

El rápido desarrollo y nivel científico  permitieron que el hospital comenzara a tener éxitos como es la realización del primer  trasplante de córnea en Cuba. En 1973 el doctor Rafael Vázquez Fernández dirigió el equipo que realizó la  separación de unas  niñas siamesas, acontecimiento nunca antes realizado en América  Latina.

La doctora Pura Avilés cuenta en su haber con importantes contribuciones  a la  técnica de abdomen abierto en  la  sepsis  quirúrgica, así como el desarrollo de una variante de  instrumental para operaciones neuroquirúrgicas.

Logros más recientes son los aportes del doctor Delfín  Rodríguez  al  desarrollo  de  la  cardiología  con  el  Cardioweb,   merecedor  del Premio Anual de Salud,  los estudios de la anemia hemolítica autoinmune,  cuantificación de las  inmunoglobulinas  y el riesgo de prematuridad.

Pero el paso del tiempo y la fuerte presión asistencial  a la  que  ha  estado  sometido el hospital,  con    camas  por  encima  de  su  capacidad  de  diseño  durante  mucho  tiempo,  deterioraron    la  edificación  en  general,  parte  del  equipamiento  y en  ocasiones  los  servicios.

Revertir esta situación para darles  respuesta a muchas de las quejas de la  población, constituye objetivo primordial  del  programa  de  reparación  general acometido  con  motivo  de  la  celebración    del  aniversario  50  de  su  fundación.

Para ello se completó en lo fundamental  la  impermeabilización  de  la  cubierta  y pintura  del  edificio  de  seis plantas,  que  hoy  exhibe  una  imagen  renovada,  a tono  con  la  festividad. Se  ha    trabajado  fuerte  en  la  restauración  de    las  salas  de  maternidad,  oncología,  medicina  interna  e infecciosa,  laboratorio    clínico  y se  prosigue  en  otras  áreas.

Los empeños constructivos comprendieron  un  incinerador  ecológico,  la  cocina-comedor,  lavandería  y  las    taquillas  médicas,  encaminados  todos  al  mejoramiento  de  las  condiciones  de  vida  y trabajo del equipo que cuenta con más  de  2 mil  500 trabajadores.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985