¿Sabías que la arena del Sahara llega todos los años Cuba?

Este artículo es de hace 4 años

Grandes cantidades de partículas de polvo llegan cada año al Caribe en forma de nubes, generadas por las tormentas de arena del desierto del Sahara, que tienen un nocivo impacto en la salud del hombre, los animales y diferentes ecosistemas.

Ese fue el primer tópico a tratar en la apertura de la primera Reunión Regional de Expertos para la Implementación de los Pronósticos Biometeorológicos y Bioclimáticos en América Latina y el Caribe, que se viene desarrollando desde el pasado sábado en el Hotel Habana Libre de la capital cubana.

De acuerdo con el reporte de Radio Habana Cuba, el Doctor en Ciencias Físicas Eugenio Mojena, del Centro de Pronósticos del Instituto cubano de Meteorología, señaló que los estudios allí realizados permitieron definir que los picos máximos de nubes de polvo sobre el mayor archipiélago antillano ocurren en los meses de junio y julio, aunque su presencia suele detectarse básicamente en la etapa de mayo a octubre.

Hierro, sílice y otros minerales, además de contaminantes orgánicos persistentes, hongos, bacterias, virus y diversos ácaros patógenos, son algunas de las partículas presentes en estas nubes.

Aunque son las provincias de Guantánamo y Villa Clara las más afectadas, en mayor o menor medida todas las provincias del país sufren la perjudicial influencia de ese polvo.

Según los resultados preliminares de investigaciones realizadas en Cuba, dicho polvo incide en el aumento del asma bronquial y las enfermedades respiratorias agudas, así como en la aparición de alergias y problemas de la piel.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.