Triste día para el cine cubano: El ICAIC le hace juego a la censura…una vez más

Este artículo es de hace 4 años

La presidencia del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) se cierra al debate contra la censura impulsado el sábado pasado por algunos cineastas cubanos en el centro Fresa y Chocolate, donde también se encontraba el líder opositor Eliecer Ávila.

Tras un acalorado intercambio de opiniones entre reconocidos realizadores y teatrólogos, con el objetivo de impulsar la creación de una Ley de Cine Cubano y evitar nuevos casos de censura desmesurada en las artes, la jefatura del ICAIC se mostró intransigente  e irrespetuosa ante la pluralidad de ideas y la presencia de “contrarrevolucionarios” en el recinto.

De acuerdo con un texto publicado por el cineasta Juan Carlos Cremata en el blog Voces desde Cuba de la BBC, “el encuentro desencadenó en una posición valiente, franca y desprejuiciada de los artistas que allí se reunieron, frente a los actos de censura más recientes en una discusión profunda y de altura intelectual, analizándolos, no como hechos aislados o anecdóticos, sino como una tendencia cada vez más creciente”.

“Muchos artistas e intelectuales estamos preocupados e indignados por la aberración, atonalidad, destiempo y desmesura de la censura” explicó el realizador.

Más que todo, primaba en el ambiente la voluntad de encontrar la vía para solucionar los desmanes cometidos y la necesidad de un interlocutor que no fueran solamente los dirigentes de la industria del cine cubano allí presentes.

Según narra Cremata, se oyó un grito de "Quieren expulsar a una persona de esta reunión y eso es un acto de censura". Se trataba del joven Eliecer Ávila, a la cabeza del movimiento político opositor Somos+, quien se encontraba  como asistente al evento.

“Luego supimos que, incluso, se había vigilado, durante todo el tiempo, la entrada al lugar de personas "ajenas" al evento”, añadió.

“Le exigían a gritos que se fuera. Y él, con una decencia y caballerosidad sin límites, explicaba que como un cubano más, estaba allí con el derecho a interesarse por lo que se estaba debatiendo”, relató Cremata.

La tempestuosa discusión culminó en la retirada del presidente del ICAIC y la firma ayer de una declaración de ese instituto que, apoyándose en el tristemente reconocido documento “Palabras a los Intelectuales” de Fidel Castro, legitima y respalda la censura a aquellos artistas que no considera “revolucionarios”.

El texto detalla: “El punto de vista del debate que hemos defendido ha sido, es y será inequívocamente revolucionario. No puede haber lugar en nuestros foros para los enemigos de la Revolución”.

Asimismo, aclara: “Fiel a los principios trazados en Palabras a los intelectuales, el ICAIC rechazará toda provocación, mantendrá la discusión franca, comprometida y responsable con la vanguardia de los creadores y seguirá siendo consecuente con la política cultural de la Revolución”. 

Declaración completa del ICAIC, en el sitio Cubarte

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.