El Pompidou parisino exhibe fotos cubanas inéditas de Agnès Varda

Este artículo es de hace 4 años

Aunque la célebre cineasta francesa Agnès Varda insista en que estas fotos nunca fueron tomadas para ser exhibidas, sino como parte de un compendio muy amplio, tomado para formar parte del documental Salut les Cubains, de 1963, el curador Clément Chéroux las descubrió en los archivos de la cineasta y ahora forman parte de una exposición en el Centro Pompidou.

Hacía solo cuatro años que la Revolución había derrocado la dictadura de Fulgencio Batista, y la intelectualidad europea, y en particular la francesa (Jean-Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Alain Resnais) estaba deslumbrada con la posibilidad de un socialismo caribeño. Tal deslumbramiento se percibe en las fotos de una cineasta francesa perteneciente al movimiento de la nueva ola, un grupo que revolucionó el lenguaje del cine europeo contemporáneo.

La exhibición de fotos del Pompidou quiso respetar el origen de todas estas fotografías tomadas en Cuba y muestra también Salut les Cubains, el documental que se originó a partir de la vivacidad y las graciosas actitudes que supo registrar la realizadora en su testimonio fotográfico.

Autora de filmes como el icónico Cléo de 5 à 7 y de una veintena de importantes obras en cinco décadas de trabajo, Varda llegó a Cuba tal vez estimulada por el viaje anterior de su amigo Chris Marker, quien filmó en la Isla el documental Cuba Sí en 1981, y que había impuesto el método de la fotonarración con su filme La Jetée. Tal método, utilizado por Marker y Varda, debe haber influido en la elaboración del corto documental Now, realizado por Santiago Álvarez posteriormente.

La curiosidad de la cineasta y su distancia respecto a las agendas políticas, le permitió retratar desde la curiosidad y la autenticidad, una mezcla que la cineasta llama de “socialismo y chachachá”, pues la artista contempla con evidente gusto la música que se respira en el aire, mientras no se ve tan propensa a las grandes multitudes en evidentes manifestaciones políticas.

Entre las mejores secuencias de Salut les Cubains, el documental conformado con estas fotos de Varda, se cuenta el momento dedicado a Benny Moré, cuya gracia y elegancia es captada perfectamente por el improvisado baile en medio de un salón vacío. Porque la reverencia de la cineasta a la música y el baile de los cubanos se trasluce en el ritmo vívido y acompasado del documental.

La secuencia del Benny formaba parte de los cuatro mil negativos y las 1500 fotos que utilizó la realizadora para conformar finalmente su documental de media hora, una obra que tampoco elude estereotipos de la época como los barbudos revolucionarios, los tabacos, y las mulatas.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.