Instituto Investigaciones del Tabaco de Cuba: treinta años por el desarrollo

Este artículo es de hace 4 años

Creado y conocido como Centro Experimental desde el año 1967, no es hasta el 23 de diciembre de 1985 que el Ministerio de la Agricultura de Cuba funda el Instituto de Investigaciones del Tabaco, ubicado en el municipio de San Antonio de los Baños, en la occidental provincia de Artemisa.

Según la Máster en Ciencias y directora General del centro, Anayansy Cuellar González, sus objetivos se centran en “proveer las bases científico-técnicas para el desarrollo de la cadena productiva con eficacia y eficiencia. Por lo tanto, la visión del centro va dirigida a encaminar las bases científico-técnicas para todo el desarrollo de la cadena productiva en los diferentes procesos: desde el agrícola, preindustrial e industrial”.

Para lograr dichos propósitos, la institución —la cual cuenta con otras unidades en San Juan y Martínez (Pinar del Río), Cabaiguán, (Sancti Spíritus) y dos grupos de difusión tecnológica en los territorios de Villa Clara y Granma— tiene un total de 35 investigadores con diferentes categorías, tanto científicas y docentes, quienes garantizan toda la preparación para el desarrollo de las demandas productivas.

Muchas de las variedades nuevas que tiene Cuba en la actualidad son resultados de las investigaciones de este centro, afirma la investigadora Lisette Monzón Herrera, y de hecho —recalca— “la inclusión de cada una de esas variedades lleva a cabo investigaciones que ajustan la fitotecnia y las demandas nutricionales de nuestros cultivos, para que reporten los beneficios en cuanto a rendimiento y producción en capa y las características requeridas para nuestro producto principal: el habano.

“En la actualidad estamos desarrollando numerosas investigaciones que atienden cada una de las fases de la cadena productiva.

En particular, aquellas relacionadas con los requerimientos nutricionales de nuestras variedades y con las respuestas de estas a las consecuencias del cambio climático. Además, un seguimiento a las variables meteorológicas y su futuro impacto en la producción tabacalera”.

“Desarrolla investigaciones con numerosos especialistas del país. Instituciones de gran impacto como el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, entre otras. También mantenemos colaboración internacional con universidades de Alemania, España y algunos centros relacionados, específicamente, con las demandas y requerimientos de la parte química del tabaco, en la fase preindustrial e industrial.

“A través de ellos garantizamos que nuestros patrones de investigación sean certificados y se puedan comparar con exámenes que ellos mismos realizan, lo que fortalece nuestros objetivos de investigación”.

Imágenes cortesía de Alexander Sosa

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985