Concierto de Pedro Luis Ferrer en El Ciervo Encantado para despedir el año

Este artículo es de hace 4 años

Entre fiestas mayormente domésticas y algún que otro bailable que intenta restituir el espíritu de fin de año, los cubanos tratan de avanzar con optimismo hacia 2016. Algunos, prefieren escuchar buena música, algo que haga pensar y marque la diferencia entre tanto reggaetón repleto de obscenidades, violencia y machismo.

Quienes decidan buscar un esparcimiento que reavive sus neuronas existe la opción del concierto que ofrecerá el cantautor Pedro Luis Ferrer en la sede del grupo de teatro El Ciervo Encantado,  el sábado 26 de diciembre, a las 8:30. Y da gusto situar este concierto en el mapa de las celebraciones de fin de año solo para contrarrestar al mínimo el muro de silencio y desinformación que rodea a uno de los más importantes creadores de la música cubana contemporánea.

En tanto trovador, Pedro Luis Ferrer es guitarrista y cantautor en el que muy pronto, desde los años setenta, afloraron sus raíces campesinas y la influencia de la décima y la guaracha, en consonancia con el intento inveterado de hacer poesía. A mediados de la década de los años setenta, se situaba entre los cantautores más populares de la Isla gracias a dos obras maestras, ambas procedentes de su primer álbum: Mariposa y Romance de la niña mala.

Más tarde, Ferrer escribió música para documentales de la Sección Fílmica de las FAR, y programas televisivos como Operación Sitio. Pero la mejor década, o al menos la más popular, fueron los años ochenta, cuando crea su grupo y graba dos importantes discos, Debajo de mi voz y Espuma y arena, en los cuales renace la guaracha mediante popularísimos números como Inseminación artificial y Cómo me gusta hablar español.

El compromiso con el modo de vida del cubano de a pie, el humor y la crítica son constantes en su obra a partir de canciones como Al que le sirva el sayo y Son de la suerte esdrújula. Pero en su amplísimo repertorio aparecen canciones de amor, sones, guarachas, congas y changüí, aunque tampoco es ajeno al formato orquestal, clásico.

En los años noventa, con el Periodo Especial, Pedro Luis Ferrer se convirtió en un artista incómodo y sobrevinieron prohibiciones y censura, pero sus canciones siguieron tejiendo la crónica de la crisis de valores mediante títulos como Marucha la Jinetera, Abuelo Paco, Él tiene delirio de amar varones, Amigo palero, La Habana está poblada de consignas, Todos por lo mismo, Cadena de pájaros y El Caballero de París, entre varias otras.

En esta época Ferrer hizo su primer disco en el exterior, llamado Ciento por ciento cubano, viajó por Estados Unidos, Alemania y Suiza, y firmó un contrato de exclusividad discográfica con la compañía Harbour Bridge. En 1999 hizo una gira por Estados Unidos promocionando su nuevo disco con la compañía Caliente Records, y ofreció dos conciertos en la sala Avellaneda  luego de más de diez años sin actuar en su país.

Más recientemente aparecieron sus discos Rústico y Natural cuyas canciones alcanzaron tímida divulgación en Cuba.

A propósito de las recientes celebraciones por el aniversario 500 de Santiago de Cuba, se escuchó incesantemente por radio y televisión, el tema Santiago, cuna y pan, que Pedro Luis Ferrer había compuesto hace más de treinta años.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.