Importante problema de salud en Cuba: el embarazo en las adolescentes

Este artículo es de hace 4 años

En el año 2014 se registró una tasa de fecundidad en menores de 20 años de 51,6 por cada mil mujeres de ese grupo de edad, más del 15 % de la total del país, son las provincias orientales, y en particular, en Granma, Las Tunas y Holguín donde se registran la mayoría de los casos de adolescentes grávidas. A nivel nacional, se evidencia un ligero incremento de la fecundidad adolescente en el grupo etário comprendido entre diez y 14 años, mientras que se aprecia una leve disminución del fenómeno entre las edades de 15 a 19 años.

Son las desigualdades de género lo que está en la base de muchos de los embarazos en las adolescentes, desde la iniciación de las relaciones sexuales sin negociación previa.

Los centros que atienden a las adolescentes embarazadas se encargan del cuidado y la observación de estas niñas-mujeres que son consideradas de alto riesgo, esto lo realizan aplicando el programa de genética médica integral a la madre y a su bebé.

Se realizó un estudio de 905 personas en el que participaron directivos de hogares maternos, de hospitales y policlínicos, además de mujeres jóvenes embarazadas, sus familiares y 353 adolescentes gestantes. El 72 % de las jóvenes entrevistadas proceden de familias disfuncionales.

En esta revisión se encontraron Hogares maternos con problemas con la ventilación, alimentación y medicamentos. Pero la actitud de las personas que allí trabajan, su dedicación, la entrega, las muestras de sentido humanitario y el cariño con que atienden a estas pacientes fue comprobado.

Ha sido considerado como alarmante el incremento de la maternidad adolescente como fenómeno social y cultural. Porque las relaciones sexuales en edades cada vez más tempranas (el promedio es a los 16 años) no sólo provocan los males de un embarazo no deseado, sino el peligro de padecer enfermedades de trasmisión sexual, además de otros riesgos, porque el organismo de la adolescente no ha alcanzado la madurez requerida, al punto de que muchas esconden el embarazo o intentan abortar por cualquier via, bien institucional en los centros de salud o incluso con personas llamadas parteras que les dan a tomar compuestos, o practican procederes que pueden ser fatales.

El embarazo en la adolescencia además interrumpe los estudios, afecta el desarrollo normal de la escolaridad; las madres deben comenzar a trabajar de forma prematura, pues casi siempre estos embarazos ocurren en familias de bajos ingresos y disfuncionales que no apoyan a los jóvenes.

Por todas estas razones y teniendo en cuenta que en el 2015 el número de estos embarazos se ha incrementado notablemente, la familia, la escuela, los medios de difusión deben realizar una intensa campaña de educación de estos jóvenes quienes terminan siendo padres incapaces con la consiguiente generación de familias disfuncionales.
Para enfrentar esta situación se pretende aumentar el número de camas en los hogares maternos, asi como el mantenimiento y cuidado permanente de estos centros.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.