Inundaciones en La Habana dejan derrumbes parciales y contaminación de cisternas

Este artículo es de hace 4 años

Poco a poco la capital cubana va recuperando su ritmo y vida normales tras las inundaciones y penetraciones del mar de las pasadas horas, que ocasionaron desbordamientos en las calles Quinta, Tercera y Primera, desde 12 hasta G y zonas de los municipios de Playa, Centro Habana, Cojímar, Santa Fe, Guanabo y La Habana del Este.

En ningún caso se lamentó la pérdida de vidas humanas ni heridos, y todas las personas afectadas recibieron atención médica y fueron trasladadas a estancias seguras,

indicó el vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial.

Como es habitual en estos casos, junto con la paulatina vuelta a la normalidad y el genuino sentimiento de tranquilidad y satisfacción por no tener que lamentar pérdidas humanas toca el recuento de daños y se inicia el proceso -no siempre rápido ni sencillo- de restablecimiento de servicios y reparación de afectaciones.

Hasta el momento, los medios oficiales reportan unas 38 cisternas contaminadas, cuyas aguas ya han sido mayormente tratadas y reabastecidas por los técnicos y trabajadores del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos; y una decena de garajes inundados, en su mayoría ya evacuados con bombas de achique y saneados, todo lo anterior como consecuencia de las intensas lluvias y crecidas del mar.

De igual manera, se han producido derrumbes parciales en los municipios de Diez de Octubre, La Habana Vieja, Centro Habana y Marianao.

Las fuertes rachas de vientos ocurridas durante los días precedentes ocasionaron, también, afectaciones a la red eléctrica de casi todos los municipios.

Por el momento, se continúan realizado las labores para restablecer la normalidad y se actualizan los datos de los daños producidos. Solo esperemos que cuando vuelvan el sol y las altas temperaturas, no se produzcan los habituales derrumbes totales en los vetustos edificios de la capital cubana con sus maltrechas estructuras, y pueda mantenerse el discurso optimista por la buena respuesta de los ciudadanos y las efectivas tareas de saneamiento y recuperación del orden.

Imagen de María Carla O’Connor, tomada de Granma

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.