El arte cubano experimenta un nuevo boom en New York después del deshielo

Este artículo es de hace 4 años

Una serie de exposiciones que se dedican a la comunidad artística cubana se llevan a cabo durante esta temporada invernal en tres galerías de la cosmopolita ciudad de New York, así lo publicó el diario The New York Times.

Por estos días se mantiene en la galería David Zwirner la expo colectiva "Concrete Cuba”, cuyas obras ofrecen una de las primeras miradas de arte pre-revolucionario de la isla. Esta expo versa a través de las esculturas y pinturas de Los Diez Pintores Concretos, un grupo de artistas que operaban bajo ese apodo colectivo por un breve momento entre 1959 y 1961, detalló el NYT.

Obras, también cubanas, pero inclinadas hacia una tendencia más contemporánea, se encuentran a pocas cuadras del Museo del Bronx, en la galería Alexander Gray Associates, donde se presenta en solitario la artista interdisciplinaria y escritora Coco Fusco. La muestra incluye el filme "La Confesión", que debutó en la 56ª Bienal de Venecia del año pasado y examina la represión política dentro de la isla a través de la historia del poeta cubano Heberto Padilla. Fusco complementó su pieza dedicada a Padilla con “Confidencial, Autores firmantes", una colección de copias de documentos oficiales que se encuentran en el archivo del Ministerio de Cultura de Cuba.

En el mismo recinto expositivo quedó presentada la película La botella al mar de María Elena (2015) —premiado en la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Göteborg, Suecia— que explora el caso de la escritora María Elena Cruz Varela, “deconstruyendo las narrativas oficiales de la opresión política en Cuba” publicó en sitio de la prestigiosa galería.

También en zona neoyorquina, la galería Sean Kelly presentó la primera exposición individual a nivel internacional de Diana Fonseca Quiñones, una artista que “mira a la cultura cubana a través de la simbología de los objetos cotidianos”, apunta el NYT. Esta multifacética artista se vale de esculturas, videos y pinturas, para replantear cuestiones sociales importantes a través de la metáfora.

El salón expositivo de Sean Kelly muestra un gran collage de fragmentos de pintura despojados de las fachadas de La Habana Vieja. Según la publicación, una prueba de que la tendencia hacia el arte cubano en New York no muestra signos de disminuir, recae en la venidera expo de otro artista cubano, Alejandro Campins, también en el espacio de Sean Kelly.

(foto: Artnet.com)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985