Pianísimo de Chucho Valdes en el sevillano Teatro Lope de Vega

Este artículo es de hace 4 años

En la presentación en el Teatro Lope de Vega, de Sevilla, Chucho Valdes recreó, solo con su piano, algunas de las tendencias de su obra más reciente, las mismas tendencias presentes en su reciente trabajo Border- Free (Sin Fronteras) que incluye siete nuevas composiciones con distintos estilos y tradiciones, entre las cuales se cuenta el flamenco, ritmos de los Gnawa de Marruecos, música ritual de los Orishas, el hard-bop, con ecos de Bach, Rachmaninoff y Miles Davis.

La fusión de estos estilos tan diversos constituye la esencia de la obra actual de Chucho Valdes,  intérprete y compositor de obras muy singulares que engalanaron el Ciclo de Jazz desarrollado a lo largo de toda la temporada en el Teatro Lope de Vega.

Dentro del mencionado ciclo, además de la inigualable música de Chucho, se podrá disfrutar de la obra del trompetista francolibanés Ibrahim Maalouf, y habrá tres citas ineludibles: la primera, con el grupo The Cookers, la segunda llegará de la mano de la inigualable cantante de soul Bettye Lavette, y la última con Joshua Redman y Trondheim Jazz Orquestra.

Chucho Valdés nace en 1941, en el seno de una familia de músicos. Sus primeros maestros fueron su padre, Ramón ‘Bebo’ Valdés, pianista, compositor y director de orquesta, y su madre Pilar Rodríguez, quien tocaba el piano y cantaba. Desde muy pequeño, Valdés destacó en el mundo de la música: con tres años tocaba el piano con las dos manos y a los quince años formó su primer trío de jazz. Trabajó como pianista en algunos hoteles hasta que en 1959 hizo el debut con la orquesta Sabor de Cuba, dirigida por su padre.

En 1960 su padre se fue a trabajar a México y nunca más regreso a Cuba. No será hasta 18 años más tarde cuando padre e hijo se reencuentran, y el vínculo no volvería a perderse hasta la muerte de Bebo en 2013. Esta relación ha marcado la carrera musical de Chucho Valdés, que culminó en 2007 cuando le otorgaron un Latin Grammy por Juntos para siempre.

La influencia de Chucho Valdés en el jazz y en la música afrocubana es significativa desde que formara, en los años setenta, el grupo Irakere, que también fue escuela para Paquito D'Rivera y Arturo Sandoval, y cambió la historia del jazz latino. Desde entonces, Chucho Valdés ha desarrollado una carrera que se ha movido, sobre todo, por el jazz de herencia post-bop e influencia caribeña, pero que se ha aproximado a otras músicas, como la clásica.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.