Sandra Ramos reflexiona sobre cubanía y exilio en el Art Museum de Arizona

Este artículo es de hace 4 años

Con una mezcla de humor, fantasía, temas políticos, y la nostalgia del cubano por su tierra natal dondequiera que esté, la exposición Waterlight, de Sandra Ramos, en el ASU Art Museum de Tempe, presenta a una de las más destacadas creadoras de la plástica cubana contemporánea.

La exhibición remarca el trabajo de Sandra Ramos con animaciones en video, un soporte al cual se consagró sobre todo desde 2008 hasta 2013, y que se concentran en torno a un grupo de personajes fijos, ilustrados en dos dimensiones, y que también forman parte de sus dibujos.

La protagonista de esta parte de su obra es La Pionerita, un personaje muy parecido a los grabados de Alicia en el país de las maravillas, y ella es la encargada de guiar al observador en el mundo de la artista, en sus sueños y delirios Sandra ha descrito a este personaje como una suerte de alter ego no solo de ella misma, sino de toda la generación que nació y creció con la Revolución.

La exposición incluye también un grupo de esculturas en forma de libros y espejos, a la manera de las imágenes que la artista creo desde 2014 en adelante En esta zona, destaca el tema del sentido de pertenencia dividido entre La Habana y Miami Una de sus esculturas con forma de libro se titula Buscando a Ítaca y se refiere a la mitología griega y a la relación de atadura emotiva de Odiseo con su tierra natal.

Al igual que en la película Retorno a Ítaca, la obra de Sandra también se refiere, explícitamente, al famoso poema de Constantino Cavafis, y al verso que dice “Ítaca te regaló el placer de un viaje maravilloso. Sin ella jamás te hubieras ido”, que pone en claro la compleja relación de amor-odio con La Habana, y el imperativo de vivir viajando, cambiando de casa.

La exhibición está estructurada como un laberinto que conduce hasta el punto culminante y central, Aquarium, un corto de cuatro minutos que se proyecta en una pared del salón y que está protagonizado por La Pionerita. El corto alude a las tremendas presiones del colectivo sobre los jóvenes a los cuales se les impone vivir y pensar de una cierta manera.

La obra de Sandra Ramos es bastante conocida en Estados Unidos, y Gordon Knox, el director del ASU Art Museum la considera extremadamente significativa e influyente, en tanto la artista forma parte de un grupo de creadores cubanos que pudieron salir al mundo y mostrar su obra Heather Lineberry, la curadora de Watertight: Sandra Ramos, asegura que este trabajo es especial en tanto su imaginería mística se conecta con gente muy diversa.

La obra de Sandra fue exhibida por primera en Estados Unidos, y en el ASU Art Museum en 1998 dentro de una muestra titulada Contemporary Art from Cuba: Irony and Survival on the Utopian Island, junto con obras de otros diez creadores cubanos.

La propia artista ha dicho que se obra está íntimamente vinculada a Cuba, pero todos los espectadores pueden comprenderla y apreciarla en tanto se trata de preocupaciones humanas generales sobre el valor del individuo en el colectivo, sus dudas y aislamientos.

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.