Polémica e incomodidad en el exilio por viaje de legisladores de Nueva Jersey a Cuba

Este artículo es de hace 4 años

La reciente estancia en Cuba de 10 legisladores de Nueva Jersey ha desatado el enfado y reclamos de exiliados cubanos en Estados Unidos, quienes ven en ella un apoyo y legitimación al “opresivo régimen del Gobierno” y han reclamado, por tanto, al presidente de la Asamblea Vicente Prieto que condene el viaje, informó el medio NJ.com.

Prieto, quien ha comentado a NJ Advance Media que no critica a sus colegas por haber hecho un viaje en su tiempo libre, pues “no fueron como delegación en representación de la Asamblea de Nueva Jersey”; ha querido dejar claro, no obstante, que esos legisladores no representan al Estado.

Carlos Rendo, alcalde de Woodcliff Lake, ha declarado sobre el asunto que el turismo norteamericano “con cada centavo que se deja en Cuba sustenta un régimen asesino”, por lo que ha impelido a cada legislador cubano-americano a que condene estas acciones.

La cobertura de la visita de los legisladores por parte de los medios oficiales cubanos, que refirieron encuentros con diputados, exdiputados y funcionarios de la Asamblea Nacional de Cuba e indicaron que “Los visitantes manifestaron su satisfacción por encontrarse en la nación caribeña, muchos de ellos por primera vez, y de poder reunirse con los legítimos representantes del pueblo cubano” no ha hecho más que avivar la llama en quienes han manifestado su rechazo y condena a la visita de estos legisladores a la Isla.

Reed Gusciora (D-Mercer), uno de los que viajó a Cuba junto a Gordon Johnson (D-Bergen), Tim Eustace (D-Bergen), Paul Moriarity (D-Gloucester), John Burzichelli (D-Gloucester), Holly Schepisi (R-Bergen), Cleopatra Tucker (D-Essex), Sheila Oliver (D-Essex), Shirley Turner (D-Mercer) y Nia Gill (D-Essex), ha comentado al referido medio americano, en respuesta a la polémica e incomodidad que su estancia en la Isla ha despertado, que tanto él como los nueve legisladores restantes habrían ido a la Isla por buenas razones: "Después de que Obama anunciara que facilitaría las restricciones en las relaciones (diplomáticas) con Cuba, queríamos ver por nosotros mismos qué es Cuba”.

Gusciora, quien se mostró sorprendido por la evidencia de pobreza extrema en todas partes que ha conseguido afectar al cubano medio, indicó que no le parecía justo implicar por su estancia de cuatro días en Cuba a Prieto y ha aclarado que cada legislador habría realizado personalmente las gestiones para los viajes que habían sido pagados por ellos. Así mismo manifestó que: “Es decepcionante que algunas personas de la comunidad cubano-americana quieran reprimir sus derecho de libertad de expresión y libre asociación”.

No obstante, estas aclaraciones no parecen mitigar las molestias ocasionadas por este viaje, catalogado por el propio Rendo como “un insulto directo a la comunidad de cubanos en el exilio”. La relación de buena parte de la comunidad cubana que reside en Estados Unidos con Cuba es visceral y profunda, “emocional” en palabras del propio Prieto para quien “Un viaje de tres días no permiten conocer las batallas del pueblo cubano” y quien ha manifestado en varias ocasiones que no haría nada que pudiera percibirse como un apoyo al gobierno de Castro.

(Imagen tomada de ACN)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.