Médicos cubanos que marcharon de la Isla podrían ser inhabilitados

Este artículo es de hace 4 años

Médicos cubanos que han marchado al extranjero podrían ser inhabilitados para ejercer en Cuba. La medida, ha dado a conocerse por el portal Cubanet, gracias al testimonio de algunos familiares de galenos, que habrían recibido en sus domicilios la visita de una comisión de la Dirección Provincial de Salud en Guantánamo que les ha informado de la invalidación.

Según la fuente citada, las autoridades sanitarias de la oriental provincia portaban un documento, sin cuño oficial y firmado por el presidente de la Comisión Provincial de Salud de Guantánamo, Benavides Enrique Pupo Durán, que al amparo de la Resolución No. 282, solicita la inhabilitación para ejercer en Cuba de los doctores que estén en el extranjero, alegando incumplimiento de la resolución 43 del 13 de octubre de 2012 del Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social, así como la indicación 2 del 7 de febrero de 2013.

(Imagen tomada de la nota de Cubanet)

El documento, suscrito por las autoridades guantanameras contradeciría, sin embargo, lo recogido en la Declaración revolucionaria de noviembre pasado que afirmaba: “Se reitera que los profesionales de la salud que han salido del país bajo la política migratoria en vigor, ya sea por interés económico, familiar o profesional, incluyendo aquellos que han sido víctimas de políticas engañosas que los llevaron a abandonar sus misiones y su país, pueden reincorporarse al sistema de salud cubano, si así lo desean, y se les garantizará una ubicación laboral similar a la que tenían con anterioridad”.

Se desconoce si las autoridades del Ministerio de Salud Pública cubana, han aprobado esta notificación ni si se implementará finalmente. Lo que sí está claro es que de producirse la invalidación de los profesionales cubanos se estaría violando el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que expresa que “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de cada Estado” y que “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

Como ocurrió cuando se anunció la aplicación del Decreto 306, del 11 de octubre de 2012 que somete a evaluación las salidas al extranjero por motivos personales de profesionales de la salud; de entrar en vigor esta medida se pondría en evidencia, una vez más, una política tristemente conocida de implementación de sanciones y castigos, en lugar la búsqueda de soluciones para paliar el déficit de médicos, cuyas causas no están ni exclusiva ni fundamentalmente en las decisiones de emigrar de los profesionales de la salud cubanos y que, tampoco quedarán resueltas con pseudo-soluciones o 'reprimendas' como estas.

(Imagen tomada de SomosdeCuba)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.