Holguín aprovecha la herida de Industriales y se mete en la pelea por la clasificación

Este artículo es de hace 4 años

El equipo holguinero le propinó una contundente barrida a Industriales que le permitió acercarse a solo dos juegos de los Leones y ganarles la serie particular, una ventaja extra en caso de empate.

Holguín venció por tercera vez a Industriales, 7 carreras por 5, en un partido que los Azules llegaron a estar ganando en séptimo inning, cuando los Cachorros ripostaron con racimo de 5 anotaciones.

Es esta además la primera barrida que sufre Industriales en el campeonato.

A decir verdad, fue este el único partido de la subserie contra Holguín donde Industriales lució una buena cara, lo que podría estar significando el principio de la cura de esa herida profunda e imprevista que fue la fuga de los Gourriel.

Por primera vez los Industriales pelearon hasta el último inning por ganar su juego, y también por primera vez se vieron deseosos por seguir luchando por su clasificación. O más bien se oyeron, pues el partido solo pudo escucharse por radio. A pesar de todo lo que supuestamente se hace para incentivar la pasión de los cubanos por el béisbol, bastante deprimida últimamente, la televisión cubana sigue transmitiendo un único partido diario, una variante que más bien ahuyenta el interés de la gente, en esta época donde probablemente no haya ni un solo partido importante en cualquier deporte que no sea asistido por una cámara televisiva.

Sin embargo, los Azules no pudieron evitar el acercamiento de los holguineros, ahora a solo dos juegos y con la ventaja de haber asegurado la serie particular, 5 victorias por 4, lo que inclinaría a su favor la balanza clasificatoria en caso de empate.

El abridor del juego, Noelvis Entenza, tiró seis entradas impecables y abrió ganando el séptimo inning 3-2, pero en esa entrada los Cachorros se reviraron y marcaron 5. En el principio del octavo Frank Camilo Morejón sacó la cara por su equipo y disparó jonrón de dos anotaciones. En el noveno los Leones también amenazaron pero no pudieron borrar la diferencia de dos carreras que pesaba sobre ellos.

Fue este un partido con varios hechos singulares. Joasán Guillén, el sustituto de Lourdes Gourriel en el jardín izquierdo, conectó sus primeros tres indiscutibles del campeonato, luego de haber fallado en más de 20 turnos de manera consecutiva. Además, el lanzador José Pablo Cuesta tuvo que venir a cubrir la segunda base para sustituir a Juan Carlos Torriente, quien pasó al campo corto luego de la expulsión del torpedero azul Jorge Enrique Alomá. La expulsión se debió a que Alomá se demoró "demasiado" en irse del home luego de habérsele cantado el tercer strike, una decisión del umpire que pareció injusta, excesivamente rigurosa y totalmente innecesaria. No sé por qué en nuestro béisbol cuando los árbitros deciden ser rigurosos terminan cayendo invariablemente en la injusticia.

La otra rareza del partido fue que Carlos Tabares sustituyó a Cuesta en segunda base, por lo que parece que el jardinero Azul le va cogiendo el gusto a jugar como infielder en el ocaso de su carrera, luego de haber salido a cubrir la tercera almohadilla a finales del año pasado. En aquel momento no tuvo oportunidad de recibir ninguna pelota, pero esta vez sí pudo estrenarse como camarero en una jugada que fue efusivamente celebrada por los comentaristas de la emisora holguinera, quienes elogiaron el nuevo talento desconocido del capitán Azul.

No hubo otras barridas en la jornada, pues Pinar y Granma se quitaron las suyas de encima, tras vencer 9-6 a Las Tunas y 10-4 a La Isla, respectivamente. Para ello, ambos equipos tuvieron que venir de abajo a última hora. Los Vegueros le fabricaron 3 carreras a los Leñadores en el principio del noveno para darle un vuelco al marcador y tuvieron que hacer tres más en el onceno inning para ganar.

Otro tanto tuvo que hacer Granma, que perdía 1-3 con los Piratas en el séptimo inning, cuando añadieron 5 anotaciones, además de otras 4 en el octavo.

Por su parte, Matanzas inclinó a su favor la serie con Ciego de Ávila al vencer 9 carreras por 4. En el día de las remontadas, los Cocodrilos no podían ser menos y le dieron la vuelta a un marcador adverso de 1-2. Solo que desde el quinto inning no pararon de hacer carreras, 1 en el quinto, 2 en el sexto, 2 el séptimo y 3 en el octavo.

Estado de los equipos

CAV 48-25, 658

PRI 45-26, 634, -2

MAT 43-28, 606, -4

IND 43-31, 581, -5.5

HOL 41-33, 554, -7.5

LTU 39-35, 527, -9,5

GRA 38-37, 507, -11

IJV 36-36, 500, -11,5

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985