Sobre negociaciones con las FARC: en La Habana se está "más cerca de la paz" que en Colombia

Este artículo es de hace 4 años

Bogotá, 18 feb (EFE).- El jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos con las FARC, Humberto de la Calle, manifestó hoy que la paz está más cerca en La Habana que en Colombia, aunque reconoció que "realmente es posible".

"Estamos más cerca que nunca en La Habana, pero estamos lejos en Colombia, no estamos percatándonos suficientemente que este es el momento, que esta es la oportunidad", afirmó De la calle durante el foro "El futuro de un país en paz", organizado por el periódico El Tiempo y la Universidad del Rosario.

El funcionario señaló que el reto está en convencer a los colombianos de los beneficios inocultables de la firma del acuerdo de paz.

De la Calle, dijo:

No podemos limitarnos a la paz chiquita de los fusiles, hay que ir a la paz grande que es aprovechar de fondo la oportunidad del cambio. No podemos aplicar la miopía selectiva como cuando alguien dice que odia a las FARC y deben pagar la cárcel, pero frente a los paramilitares se debería aplicar otro sistema. 

El jefe negociador de Colombia, que ha sido la voz del Gobierno desde que comenzaron los diálogos en noviembre de 2012, con el fin de terminar más de medio siglo de conflicto armado en el país, señaló hoy que uno de los beneficios de firmar los acuerdos de paz están en el solo hecho de "ahorrarnos más víctimas":

las víctimas a las que tenemos que prestar atención son las del pasado, las que ya sufrieron, las que exigen verdad, justicia y reparación, pero nos podemos ahorrar las víctimas futuras, las que no vendrán si los colombianos somos capaces de tomar decisiones.

El funcionario agregó que:

con sinceridad estamos más cerca que nunca en La Habana, no estoy diciendo que no falten temas extraordinariamente complejos, pero el tema de la dejación de armas se ha despejado. La discusión se concentra en la manera de lograrlo.

Afirmó que ese punto con el componente internacional de las Naciones Unidas, es un tema que está resuelto en su propósito y su finalidad: "no habrá armas en manos de las FARC".

Recordó además que todavía tienen temas por discutir como el cese bilateral definitivo "y las famosas zonas de ubicación que son discusiones que no han terminado".

De la Calle destacó que de acuerdo con el último reporte del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), desde hace 81 días no hay acciones atribuidas a las FARC ni ataques a la infraestructuras.

De la Calle enfatizó:

Otras fuentes independientes dicen que después de la orden de cese el fuego y de desescalamiento, entre noviembre 25 de 2015 y enero 20 de 2016, es el periodo de menor nivel de violencia ejercida por la FARC desde hace más de 40 años, luego la paz realmente es posible.

Al tiempo, destacó entre los retos a los que el país se enfrentará tras la firma del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto, el fortalecimiento de la seguridad y de las instituciones y un rediseño de la política.

"No puede prosperar la idea de que la paz va a disminuir los logros en seguridad. El primer resultado de un acuerdo es garantizar aún más la seguridad, no solo en las zonas que quedan libres de la guerrilla, sino en seguridad ciudadana", puntualizó.  

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.