Autorizados proyectos turísticos canadienses en Jibacoa y Malecón habanero

Este artículo es de hace 5 años

Autoridades cubanas han dado el visto bueno y aprobación para la realización de un macroproyecto, liderado por Wilton Properties, que prevé la construcción en Jibacoa de un conjunto de edificios y un hotel de lujo, rodeado por siete playas, campos de golf y de tenis, un centro ecuestre y un "pueblo" para artistas, indicó el medio independiente 14ymedio.

"Hemos tenido el apoyo excepcional del Gobierno cubano para avanzar en el proyecto, de una forma que nunca se había visto", informó este martes al canal francófono de la televisión nacional de Canadá, Guy Chartier, presidente y Director ejecutivo de la división cubana de la compañía.

La urbanización contará con 3.400 habitaciones hoteleras, chalés y otros tipos de vivienda y abarcará un área de 12,5 kilómetros cuadrados.

El proyecto, que prevé una inversión de 1.400 millones de dólares, contará con la singularidad de haberse aprobado tras un acuerdo con las entidades gubernamentales cubanas correspondientes 50%-50%, distribución atípica pues, por lo general, la contraparte cubana suele tener la mayoría del control. Para este caso el terreno seguirá siendo propiedad de Cuba.

El acuerdo permitirá, igualmente, que extranjeros puedan adquirir propiedades con los derechos de uso de por vida, con la consecuencia posible transferencia por herencia.

Los promotores de la inmobiliaria canadiense recibieron, también, según indicó la fuente autorización para edificar un hotel de 5 estrellas y 25 pisos en pleno malecón habanero, que se llamará Hotel Arte y que, según planos, llevará una de sus paredes recubierta con leds y otra con vegetación.

Noticias como estas evidencian el incremento de la inversión y capital extranjeros en la Isla, donde nueve empresas extranjeras ya han recibido autorización para instalarse en la Zona especial del desarrollo del Mariel, y donde, previsiblemente en breve, una empresa norteamericana empezará a montar y ensamblar tractores para pequeños agricultores.

En la Isla paralela e intensamente, se dan pasos y suceden autorizaciones para ampliar la capacidad hotelera y remozamiento de las instituciones ya existentes, para poder hacer frente al aumento de visitantes foráneos que el pasado año experimentó un crecimiento de un 17.4%.

El acuerdo con la canadiense, en cambio, abre un nuevo filón para el interés extranjero, al permitir la compra de propiedades con derechos de uso de por vida y traspaso por herencia, lo cual podría convertir a la Isla no solo en destino para el ocio y el veraneo, sino en país para segundas residencias de veraneo o lugar escogido post-retiro.

(Imagen tomada de 14ymedio)

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Marlén González

(La Habana, 1978) Lic. en Filología hispánica y Máster en Lexicografía. Ha sido profesora en la Universidad de La Habana e investigadora en la Universidad de Santiago de Compostela.