Cuba apuesta por una historia de detectives en la película "Bailando con Margot"

Este artículo es de hace 4 años

La Habana, 25 feb (EFE).- La película cubana "Bailando con Margot", que llegará a las salas de toda Cuba a partir del próximo 3 de marzo, es la nueva apuesta de la Isla por el cine de género, una asignatura aún pendiente en la producción cinematográfica nacional.

La ópera prima del realizador cubano Arturo Santana, muy conocido en el ámbito local de los cortos y los videoclips, puede considerarse una superproducción para los estándares del país caribeño y según el propio Santana cuenta una "historia de detectives a la cubana", ambientada en la primera mitad del siglo XX.

El director precisó hoy en conferencia de prensa que hacer esta cinta le permite "devolver al cine todo lo que le ha dado" y citó claras referencias al "noir" estadounidense y al "cine mexicano de la década de 1940".

"Para mí esta película es un claro ejemplo del llamado neo noir, por la confluencia de géneros. Intenté hacer este tipo de cine por su rica visualidad, sus posibilidades dramatúrgicas, al tiempo que me preguntaba por qué la industria cubana prescinde de este tipo de cine, estéticamente tan elevado", señaló Santana.

Según el realizador, el calificativo de "neo noir" se corresponde con el "constante cruce de géneros" como el deportivo, el musical y "el gangsteril" en el filme.

En "Bailando con Margot", la trama comienza un 31 de diciembre de 1958, fecha significativa para los cubanos porque fue el último día en el poder de Fulgencio Batista y la víspera del triunfo de la Revolución liderada por Fidel Castro.

A partir del robo de una pintura en casa de una viuda de la alta sociedad habanera, interpretada por la veterana Mirtha Ibarra ("Fresa y Chocolate"), la investigación de un detective modelado como un "Humphrey Bogart cubano"(Edwin Fernández) descubre pistas que llevan la historia una y otra vez al pasado en busca de explicaciones.

Los jóvenes Yenisse Soria y Niu Ventura completan el elenco interpretativo del filme, que además cuenta con la música del compositor cubano Rembert Egües, responsable de la banda sonora de "Patakín", uno de los primeros musicales del cine cubano después de 1959, y los dos filmes animados de "Vampiros en La Habana".

"Bailando con Margot", coproducción entre la venezolana Fundación Villa del Cine y el estatal Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic), será estrenada en salas de todo el territorio cubano y formará parte importante del programa con el que el Icaic celebrará su 57 aniversario el próximo 24 de marzo.

Las películas "de género" todavía son escasas en la filmografía cubana, centrada generalmente en la crítica social y que alcanzó prestigio a inicios de la década de 1960 de la mano de directores como Tomás Gutiérrez Alea, "Titón"; Humberto Solás y el documentalista Santiago Álvarez.

Las recientes "Juan de los Muertos", la primera película cubana de zombies; el musical "Irremediablemente juntos" y la gangsteril "Omertá" resaltan entre los pocos ejemplos del llamado "cine de género" en la isla caribeña. 

(Imagen tomada de bailandoconmargotfilm)

Este artículo es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.