Latinos deberán considerar reforma migratoria durante elecciones en EE.UU

Esta noticia es de hace 4 años

(EFE).- Las elecciones presidenciales de EE.UU. son la oportunidad para que los latinos se pronuncien sobre la reforma migratoria que desean, defendió hoy la Liga de los Latinoamericanos Unidos (LULAC) en su conferencia legislativa nacional.

La inmigración es la prioridad legislativa de la comunidad latina para LULAC, por lo que la organización convocó a expertos nacionales de organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes, en su encuentro anual más importante en Washington.

"A medida que se aproximan las elecciones presidenciales, los votantes latinos tendrán la oportunidad de situar la inmigración como cuestión central", dijo el vicepresidente para el Medio Oeste de LULAC, Joseph Henry.

2016 será un año decisivo para la cuestión migratoria, ya que el Tribunal Supremo se pronunciará sobre el plan migratorio del presidente de EE.UU., Barack Obama.

De ratificarse este plan, se suspenderían temporalmente la deportación de unos cinco millones de inmigrantes indocumentados, por lo que LULAC "defiende la expansión" de estas medidas, recordó Henry.

El plan migratorio presentado por Obama en noviembre de 2014 consiste en la ampliación de un programa ejecutivo de 2012 conocido como Acción Diferida (DACA), cuyo objetivo es evitar la deportación de los jóvenes "dreamers" (soñadores) que llegaron a EE.UU. siendo niños acompañando a sus padres indocumentados.

De forma complementaria, el programa que busca amparar a los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o con residencia permanente recibe el nombre de Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA).

El plan de Obama fue bloqueado a raíz de una demanda presentada por 26 estados, en su mayoría gobernados por republicanos, liderados por Texas y que argumentan que el plan migratorio excede la autoridad que la Constitución otorga al presidente.

El reciente fallecimiento del juez Antonin Scalia deja al Tribunal Supremo con solo ocho jueces en lugar de nueve, que deberán decidir si ratificar el plan de Obama o dar la razón a los 26 estados demandantes.

Ese proceso constituye "la oportunidad de construir un argumento" que fortalezca los programas DAPA y DACA, según el vicepresidente de inmigración en el Center for American Progress, Tom Jawetz, que tiene "la esperanza de que se implementen los programas".

Por su parte, la supervisora de los programas de asilo en Inmigration Equality, Pamela Denzer, coincidió con que "EE.UU. no debería detener a inmigrantes que vienen huyendo de sus familias".

Las deportaciones "ponen en peligro a los inmigrantes" al devolverlos a países con elevados índices de violencia, como El Salvador, Honduras y Guatemala.

Los inmigrantes indocumentados detenidos son llevados primero a centros de detención, a la espera de que su caso reciba audiencia en un juzgado.

Sin embargo, muchos no disponen de un abogado y "las personas con representación legal tienen 40 veces más posibilidades de que resuelvan el caso a su favor", señaló la directora de políticas de Detention Work, Mary Small.

Desde la organización United We Dream (UWD), la directora Grisa Martínez Rosas pidió "que paren las deportaciones y las redadas" y "que cierren los centros de detención", para lo que animó a los latinos a ejercer un voto coherente en las elecciones primarias que ya están en curso y en las presidenciales del 8 de noviembre.

Según datos de UWD, 1,5 millones de votantes "están conectados a los programas DAPA o DACA", ya sea porque ellos mismos se beneficiarían o lo harían sus familiares más cercanos, dijo Martínez, que animó a los latinos a ejercer el derecho al voto.

Asimismo, la directora de UWD pidió que los votantes "no se confundan con los apellidos" de los candidatos hispanos, en referencia a los senadores de origen cubano Marco Rubio y Ted Cruz, ambos aspirantes del Partido Republicano.

"¿Quién tiene el control del Senado y el Congreso? Los republicanos. La historia nos ha enseñado que los republicanos no nos van a dar nada", señaló Martínez.

"Los demócratas son los únicos que se han puesto de nuestro lado y han firmado cartas desde el Congreso y el Senado", recordó la directora de UWD.

Además de esta mesa redonda de expertos en inmigración, la conferencia anual de LULAC debatió sobre cuestiones como la educación a un precio asequible o la cobertura médica universal, que también constituyen prioridades legislativas para los latinos.

 

Esta noticia es de hace 4 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985