Recién creada en La Habana "La Unión de Informáticos de Cuba" (UIC)

Acaba de surgir en La Habana La Unión de Informáticos de Cuba (UIC), primera organización de su tipo en el país. La UIC está compuesta en estos momentos por 6.146 miembros, de los cuales más de 200 no pertenecen al sector estatal.


Este artículo es de hace 5 años

Acaba de surgir en La Habana La Unión de Informáticos de Cuba (UIC), primera organización de su tipo en el país.

La UIC está compuesta en estos momentos por 6.146 miembros, de los cuales más de 200 no pertenecen al sector estatal.

En la Asamblea Nacional Constitutiva ―celebrada este lunes 7 de marzo― quedaron sentadas las bases de la entidad, que busca contribuir al proceso de informatización de la sociedad cubana.

Ailyn Febles, vicerrectora de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) ―y recién elegida presidenta de la UIC― resaltó la importancia de contar con un calificado contingente de profesionales de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

Según se dejó claro en el encuentro, los programas principales de trabajo estarán relacionados, en un inicio, con la gestión del conocimiento, capacitación y certificación, cooperación interinstitucional, comunicación y tecnologías y servicios.

Algunos de los integrantes creen que la organización permitirá unir esfuerzos y crear comunidades donde compartir aplicaciones y conocimientos.

Otros esperan que no solo represente, sino que promueva una cultura de la informática en un entorno institucional, tanto empresarial como público.

En este sentido, algunos miembros tienen dudas acerca de que la UIC garantice iguales oportunidades a las iniciativas de instituciones estatales que a las de producción independiente. Es de recordar que en Cuba persisten restricciones para el desarrollo de emprendimientos privados en informática.

Un aspecto clave es que algunos de los miembros consideran que esta asociación gremial pudiera contribuir a actualizar y a flexibilizar el marco legal relacionado con las TIC en Cuba.

Una de las mayores preocupaciones de los profesionales vinculados a la Informática y a las Comunicaciones en Cuba, se corresponden con la de millones de cubanos: la necesidad de un mayor y mejor acceso a las nuevas tecnologías.

La organización es de afiliación voluntaria y reúne a aquellos profesionales graduados de carreras afines a las TIC, y otros que demuestren que tienen conocimientos o desempeño laboral en esas áreas.

La Unión de Informáticos de Cuba está dotada de tres niveles: una Junta Directiva y un Consejo Nacional compuesto por 35 integrantes, de ellos, 15 reservados a los presidentes provinciales; las direcciones territoriales correspondientes y células en la base.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Judith Moris

Redactora en CiberCuba. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de La Habana, y Máster por la Universidad Autónoma de Barcelona. Ha sido profesora en la UH e investigadora en la UAB, y redactora/editora de la editorial Teide